Xalapa, Veracruz, México, a sábado 27 de noviembre de 2021

Día Nacional de las Cactáceas

Día Nacional de las Cactáceas

Agencia de Noticias RTV (Semarnat), 10 de octubre de 2021

México.- ¿Por qué destinar un día para celebrar a las cactáceas?, ¿qué las hace diferentes y qué beneficios le otorgan al medio ambiente y al ser humano?

El día de las cactáceas se festeja en nuestro país cada 10 de octubre y forma parte de las efemérides establecidas por el Senado de la República.

De acuerdo con el artículo “Las cactáceas mexicanas y los riesgos que enfrentan” escrito por la Dra. en Ciencias, Cecilia L. Jiménez, y publicado en la Revista Digital Universitaria, México es el centro más importante del mundo en concentración de cactáceas. Los expertos reconocen la existencia de 913 taxones (especies y variedades).

Los estados de San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León y Oaxaca poseen la mayor multiplicidad de esas plantas y, por regiones geográficas, la más alta diversidad se ubica en el valle de Tehuacán-Cuicatlán, entre Puebla y Oaxaca, seguida por la Barranca de Metztitlán y  la depresión del Balsas.

Su importancia radica en que estas especies se integran a la estructura de los ecosistemas desérticos que proveen de recursos a murciélagos, aves e insectos que se alimentan del néctar, polen y frutos, y además dan refugio a muchos animales que usan sus ramas para anidar.

Distintos cactus le proveen alimento de alta calidad al ser humano. Los tallos del género Opuntia, los famosos nopales y sus frutos, las tunas y pitahayas están muy bien asimilados en la cocina mexicana. Sin embargo, el saqueo ha puesto en riesgo a varias especies como el Echinocactus platyacanthus, llamado comúnmente biznaga barril, del que ilegalmente se elabora el exquisito dulce mexicano conocido como acitrón, al grado de estar sujeta a Protección Especial, de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010.

En regiones donde otros recursos forestales son escasos, los cactus columnares, como el cardón y el órgano, se utilizan como cercas vivas para delimitar predios. Mientras tanto, de los nopales se obtiene materia prima para la construcción, ya que con la baba o mucílago del nopal se fabrican adobes, impermeabilizantes y pinturas,  y también este vegetal es forraje para el ganado, combustible y material para la fabricación de artesanías.

Estos organismos presentan dos grandes causas de riesgo: su lento crecimiento y el alto endemismo, pues de acuerdo con la investigación citada, de los 913 taxones registrados para México, 518 especies (25 géneros) y 206 subespecies son endémicas.

Aunado a lo anterior, las perturbaciones humanas como el cambio de uso de suelo, la introducción de especies exóticas y el tráfico ilegal ha puesto a varias de estas especies en situación vulnerable.

Entre las cactáceas columnares sobresale el sahuaro o saguaro (Carnegiea gigantea), especie no endémica que nace en Sonora y en el estado de Arizona, Estados Unidos. Puede alcanzar más de 16 metros de altura y vivir de 150 a 175 años. Su tallo principal fácilmente rebasa los 40 centímetros de diámetro y con el paso de los años le pueden surgir una o varias ramificaciones laterales. Este cactus gigante es una especie Amenazada, protegida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059- SEMARNAT-2010.

Sin duda, para cuidar y conservar estas especies milenarias, podemos aportar nuestro granito de arena evitando la colecta y la venta ilegal de ejemplares, además de conocer más sobre su importancia, tanto para el mismo ecosistema como para los pobladores que viven a su alrededor.