Xalapa, Veracruz, México, a lunes 17 de enero de 2022

Derechohabientes del IMSS realizan largas filas debido a la caída del sistema

Mahaleth Guevara, 12 de enero de 2022

Veracruz, Ver.- Desde el pasado lunes 10 de enero, derechohabientes del IMSS realizan largas filas afuera del hospital de zona número 71 ubicado en la avenida Salvador Díaz Mirón en la ciudad de Veracruz, con la finalidad de obtener una cita médica. El personal del instituto les informo que se debe a una caída del sistema, lo que no les permite poder generar citas médicas con especialistas.

Sin guardar sana distancia, en la entrada del hospital las personas están aglomeradas en espera de ser atendidas.
Al respecto platican derechohabientes, “porque no hay sistema, ayer falló también, venimos el lunes, venimos el martes, venimos hoy y ayer supuestamente nos dieron una ficha con un numerito para que hoy supuestamente nos atendieran, pero pues siempre no”.

Está fallando, dicen que es a nivel nacional, “pero desde el lunes, el lunes que venimos empezó a llover y estábamos así y ya nos dijeron que no hay sistema, ayer venimos estaba el sol y ha determinada hora se fue el sistema y se quedó toda la fila hasta las dos de la tarde a mí me tocó que nos dieran esta ficha a las dos de la tarde para venir hoy a las ocho de la mañana, estoy desde las siete de la mañana y ya nos dijeron que no hay sistema y ahora nos van a dar otra nueva ficha para mañana”.

Aunado a ello, debido a la pandemia por el SarCov2, no se permite el ingreso a la sala de espera a los familiares de derechohabientes que se encuentran internados en el hospital de zona número 71, lo que genera una aglomeración a un costado de la rampa del área de urgencias del hospital.

“Los más viable es que estuviéramos allá adentro, en sala de espera pero por la contingencia dicen que no se puede, se entiende pero pues si es algo complicado, ¿desde hace cuánto días está aquí? Tres días llevan ellos, tres días”.

“Y no hay ni un baño a donde ir, no permiten pasar a los baños, se supone son baños para el servicio de los derechohabientes, no estamos por gusto, estamos por necesidad”.

“Anoche el frío que pasamos y todo, que bueno que no llovió, si hubiera llovido a donde nos íbamos a meter, ora también a los baños no nos dejan pasar, no está bien, venimos a cuidar a un enfermo, no estamos aquí por gusto”.
Cada persona lleva su silla que acomoda debajo de unas carpas rotas donde duermen y comen en espera de la recuperación de su familiar.