Xalapa, Veracruz, México, a domingo 25 de febrero de 2024

Alumna UV hace propuesta para diagnóstico y monitoreo de cáncer

Alumna UV hace propuesta para diagnóstico y monitoreo de cáncer

Agencia de Noticias RTV (UV), 11 de febrero de 2024

 Xalapa, Ver.- El hepatocarcinoma es el tumor primario de hígado más frecuente en el mundo (se encuentra dentro de los primeros cinco lugares de mortalidad) y en México es la principal causa de muerte de pacientes con cirrosis hepática, no obstante sus índices de mortalidad, no hay muchos estudios al respecto. 

Ante este panorama, Mariela Judith Domínguez Domínguez, licenciada en Química Farmacéutica Biológica y recién egresada de la Maestría en Salud Pública de la Universidad Veracruzana (UV), desarrolló el tema de tesis recepcional “Plaquetas educadas por tumores en el carcinoma hepatocelular humano: un estudio multicéntrico”. 

Dijo que este tipo de cáncer es muy agresivo y de rápido avance: en los cinco primeros años después de su diagnóstico un promedio del 18% de los pacientes sobrevive; “debido a la falta de información sobre este tema, pensé que podría aportar mi granito de arena, se dio la oportunidad, la tomé y decidí desarrollar mi investigación”. 

Durante la entrevista, realizada en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero, explicó que la incidencia del padecimiento varía según la región y edad de la persona, registrándose con mayor frecuencia en mayores de 65 años y residentes de países en vías de desarrollo; es un cáncer considerado de mal pronóstico y en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas avanzadas de la enfermedad. 

Domínguez Domínguez considera que las técnicas para el diagnóstico y estadificación actuales (imagen, serológicas y la biopsia líquida) no son suficientes ya que carecen de especificidad y sensibilidad o son invasivas.

Hay evidencia de que las células cancerígenas no son capaces de crecer y proliferar, para ello requieren del apoyo de su microambiente tumoral, donde hay elementos como citoquinas, células endoteliales, plaquetas. 

Refirió que desde hace varios años se ha estudiado el papel que desempeñan las plaquetas en el proceso de crecimiento y desarrollo del tumor, demostrándose que las células tumorales son capaces de “educar” plaquetas, que al encontrarse en contacto directo con el tumor secuestran, entre otras moléculas, ARN tumoral, y esto las lleva a tener una función alterada. 

Se ha demostrado también el potencial del rango plaquetas linfocitos (PLR) como método pronóstico del cáncer, así como la capacidad de las plaquetas de influir en el proceso de migración de las células tumorales; sin embargo, poco se sabe de su papel en el carcinoma hepatocelular y en población hispana, por lo que es preciso realizar estudios en cáncer hepático en población mexicana.

Factores de riesgo asociados a hábitos de consumo
Como resultado de su investigación, la universitaria plantea que las plaquetas educadas por tumores pueden ser utilizadas como método diagnóstico del cáncer y en el monitoreo de tratamientos.

De los hallazgos de su trabajo, enumeró los siguientes: la presencia de cirrosis hepática derivada de hábitos de consumo de alcohol fue el factor de riesgo más prevalente para el desarrollo de hepatocarcinoma en la población; el 49.5% de los pacientes en estudio fue diagnosticado con diabetes tipo 2; la población mayor de 65 años y de ambos sexos es la que presenta mayor incidencia. 

La sobrevida global promedio de los pacientes fue de sólo seis meses, independientemente del estadio de la enfermedad; pacientes con PLR mayor a 125 presentaron una supervivencia menor que aquellos con un PLR menor, por lo que podría utilizarse como pronóstico de supervivencia; existe un aumento estadísticamente significativo en la migración de células HEPG2 provenientes de carcinoma hepatocelular, en aquellas que fueron puestas en contacto con plaquetas. 

Para concluir, hizo un llamado para que ante la primera sintomatología se acuda al médico para una atención y diagnóstico adecuado y evitar automedicarse.