Xalapa, Veracruz, México, a lunes 21 de junio de 2021

A pesar de discapacidad, con motocicleta adaptada ha recorrido el continente americano

Carlos Navarrete, 9 de junio de 2021

Boca del Río, Ver.- A los 11 meses de nacido contrajo poliomielitis en su natal Florencia Caquetá, municipio de Colombia. Un brote de la enfermedad acabó con la vida de todos los niños de su edad que vivían en el mismo pueblo. Él fue el único sobreviviente.

Su familia lo llevó a los Estados Unidos donde creció, a los 18 años volvió a Colombia para despedir a su madre. A partir de entonces comenzó su aventura por el continente americano.

Se llama Andrés Arnulfo Parra Parra y tiene 64 años de edad.

La polio dejó secuelas en sus piernas y jamás pudo caminar, pero eso no fue impedimento porque se las ingenió para adaptar su motocicleta como medio de transporte. Recorrió desde Alaska hasta Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, ubicada en Argentina.

Hace seis años llegó a México, obtuvo su tarjeta de residente permanente, aterrizó en Veracruz, se enamoró del estado y decidió quedarse a vivir en un municipio cuyo nombre es parecido al de una de las ciudades más importantes de Colombia: Medellín.

Por el momento, dentro de sus planes no está el continuar con su viaje por el continente.

Andrés es una de las tantas personas en situación vulnerable que reciben despensas de la Casa Santa Ana de Boca del Río.