Xalapa, Veracruz, México, a martes 29 de septiembre de 2020

Tercer día de actividades en Adultíteres 2013

, 3 de abril de 2013

Para este miércoles 3, el Festival Adultíteres ofrece no una, ni dos, sino cinco opciones diferentes de espectáculos… que No son para niños, a cual más interesante.

A las 19:30 horas el grupo “Dragón Rojo” del Puerto de Veracruz (que se encuentra celebrando su 25 Aniversario) nos ofrece su segunda función de Entre el amor y la muerte en “La rueca de Gandhi” de Úrsulo Galván 65.
Poemas, cuentos, títeres, sombras, luz negra, música, ideas varias surgidas entre el amor y la muerte, realidades ocultas que develan vínculos entre la simulación y los sentimientos contenidos. Historias que quisieran discurrir sobre el amor mientras éste se escabulle hacia la indiferencia y el egoísmo, o que llegan a un desventurado final probablemente producido por un poder superior capaz de intervenir el humano destino. Especulaciones diversas sobre las que el espectador tendrá que reflexionar.
A las 20:30 horas hay dos posibilidades diferentes:
En la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana, el grupo “Dragona Sueña” de Michoacán presenta Cuentos de humor negro, (Fabulaciones dramáticas para Actriz, Títeres y Violín) un montaje escénico en el que a través de la narración oral, los títeres y la música se relatan historias sombrías dotadas de un lenguaje sutil y salpicadas de ironía. Historias que hablan de culpa, desolación, odio y venganza. Basado en cuentos del escritor británico Hector Hugh Munro, mejor conocido como “Saki”.
Por otra parte, en Piso 3 (de Landero y Coss no 4 int. 6), el grupo xalapeño “Preferiría no hacerlo” presenta Jonás, espectáculo creado y dirigido por Sergio Rangel en el que las ballenas ocupan un lugar muy importante. Se trata de un espectáculo de títeres y actores que reúne tres visiones literarias de la ballena: Moby Dick de H. Melville, La invención de la soledad de P. Auster  y el libro de Jonás contenido en la Biblia.
Jonás busca librarse de los designios divinos refugiándose en el vientre de una ballena, pero es en este lugar donde reconoce que su castigo es justo. El capitán Ahab de Moby Dick, encuentra en la ballena el camino de la destrucción y la locura. “A”, el personaje de La invención de la soledad, recurre al encierro dentro de la ballena para resolver una multitud de problemas que bloquean su creatividad… Pero faltará que la ballena, como objeto de esas manías humanas, responda finalmente a los hombres…
Para cerrar el día, otras dos opciones distintas a las 21:30 horas:
Recibimos a la Compañía Banyan de Marionetas de Querétaro con Kaplan, Historia de un tigre, espectáculo con la milenaria técnica títeres de sombra que sigue vigente en el la región oriental del Mediterráneo, y basada en una leyenda turca, presentándose en Café Teatro TierraLuna de Rayón no. 18.
“Kaplan” es la palabra turca para tigre. El tigre, fiera arquetípica que recorre los claroscuros del subconsciente universal. Sensualidad felina que fascina y aterra, que nos caza en nuestras pesadillas y nos huye en nuestros sueños. El punto de partida es la mirada que cruzan un joven con el torso desnudo y un tigre que se encuentran por azar junto a un arroyo en la selva. El cazador podría tomar su arco y lanzar una flecha. El tigre podría despedazarlo en un solo movimiento. Historia de la eterna tensión entre civilización y naturaleza, entre instinto y deber. En el resto de la historia se revelarán las consecuencias de esta decisión mientras el teatro de sombras, género evocativo por excelencia, crea un laberinto de imágenes alrededor del tigre y el cazador.
Y el grupo “Merequetengue” presenta en su “Rincón de los Títeres” (Diego Leño 24) su versión de la obra de Federico García Lorca El retablillo de don Cristóbal, un maravilloso texto escrito hace más de 85 años que presenta personajes sacados de entre los campos y los establos, títeres de guante que hablan sin pudor y se burlan de la vida. El poeta de esta farsa, Federico García Lorca, nos regala un personaje lleno de vicios e inmoralidades, pícaro, un personaje que se gana su propio lugar junto al gran Punch o el Señor Guiñol. Comparado con Polichinela, don Cristóbal protagoniza este acto donde se verá envuelto en una burla.