Xalapa, Veracruz, México, a martes 29 de septiembre de 2020

Ser maestro indígena, una verdadera pasión por la docencia

, 14 de mayo de 2013

Xalapa, Ver., 14 de mayo de 2013.- Los números nos dicen que los niños indígenas son quienes más requieren de calidad en la atención educativa, ya que la que reciben no es tan buena, al grado de convertirse en la segunda causa de los mayores índices de deserción, reprobación y el menor aprendizaje de esta población en la escuela.

Pero el mayor compromiso en esta misión lo tienen los maestros indígenas. Una tarea nada sencilla pero que con pasión han ayudado en mucho por rescatar, enseñar y preservar la diversidad cultural y educativa. Don José Ramírez lo sabe muy bien con 33 años frente a un grupo, hijo de padres indígenas y hablante de la lengua náhuatl.

Las mujeres también levantan la mano en esta misión. Son ellas, envueltas en vocación, las que llevan el conocimiento al pueblo indígena a pesar de tener que enfrentar varios obstáculos.

Guiados por mejorar la sociedad con su enseñanza y ejemplo, los maestros indígenas enfrentan en la actualidad un grave problema, la pereza por aprender por parte de algunos alumnos, ya que muchos deciden dejar la escuela por buscar el “sueño americano”.