Xalapa, Veracruz, México, a domingo 09 de agosto de 2020

Satélites revelan objetos en el mar que podrían ser los del avión desaparecido

Satélites revelan objetos en el mar que podrían ser los del avión desaparecido

RFI, 20 de marzo de 2014

Australia relanzó este 20 de marzo la hipótesis de un accidente luego de que sus satélites han mostrado imágenes de dos objetos, uno de ellos de unos 24 metros de longitud, en las aguas del Océano Índico que podrían estar relacionados con el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace doce días con 239 personas a bordo.

“Los objetos son bastante borrosos. Para mí, lo importante es que se trata de objetos relativamente grandes cubiertos de agua que emergen a la superficie y desaparecen”, dijo este juves John Young, un responsable de la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA). “El más grande tendrá unos 24 metros. El otro es más pequeño”, dijo.

Poco antes, el primer ministro australiano, Tony Abbot, había dicho en el Parlamento que se trata de informaciones que son “nuevas y creíbles”. Estos objetos, dijo, “podrían estar relacionados con la búsqueda” del vuelo MH370, por lo que se han enviado cuatro aviones para rastrear esta zona del Océano Índico. Pero también se mostró prudente: “Debemos tener en cuenta que la tarea de encontrar estos objetos será sumamente complicada y puede que al final no tengan ninguna relación con el vuelo MH370”, precisó Abbot.

El avión desapareció de los radares el pasado 8 de marzo cuando realizaba el trayecto entre Kuala Lumpur y Pekín con 239 personas a bordo, de las que más de dos tercios eran chinas. Tras analizar la información de radares y satélites, el avión que según las autoridades malasias fue desviado de su ruta deliberadamente, podría haberse dirigido por dos posibles corredores: uno al norte hacia Asia Central y otro al sur del Océano Índico.

La mayoría de los analistas se inclinan por la ruta marítima ya que no creen posible que el avión no haya sido detectado al sobrevolar cerca de una docena de países. No obstante, la búsqueda internacional se ha visto afectada por varias pistas falsas, por lo que Abbot pidió que se mantenga la calma y no se saquen conclusiones precipitadas.