Xalapa, Veracruz, México, a martes 27 de octubre de 2020

Realizan con éxito cirujanos pediatras del CEM interposición de colon a niño de dos años

Realizan con éxito cirujanos pediatras del CEM interposición de colon a niño de dos años

, 23 de noviembre de 2014

Xalapa, Ver., 23 de noviembre de 2014.- Gracias al gran trabajo que llevó a cabo el equipo de cirujanos pediatras del Centro de Especialidades Médicas Dr. Rafael Lucio, se logró salvar la vida al pequeño Eliab López Méndez, de dos años de edad, quien ingirió una pila de control remoto, la cual le ocasionó quemaduras y perforación en el esófago.

El subdirector Médico del nosocomio, Pastor Escárcega Fujigaki, quien estuvo al frente de la cirugía, señaló que la primera intervención fue el 25 de junio con una duración de cinco horas, en la que se realizó al menor una interposición de colon, la cual en Veracruz sólo se practica en el CEM. Luego de 10 días de recuperación, Eliab fue dado de alta el 05 de julio.

El 25 de octubre se llevó a cabo la segunda operación, retirando al paciente la sonda por la cual pasaba los alimentos. Actualmente el pequeño se encuentra en recuperación en casa y estará bajo supervisión periódica para mantenerlo en observación.

A su vez, el pediatra Guillermo Hernández-Peredo Rezk, señaló que este tipo de accidentes se presentan alrededor de dos veces al mes, por lo que recomendó que “cuando tengan la sospecha de que sus hijos hayan ingerido objetos como las pilas, deben actuar pronto para evitar que haya una perforación del esófago o intestino”.

Indicó que otro accidente recurrente es la ingesta de sosa cáustica para limpiar estufas, por lo que hizo un llamado a los padres de familia a no depositar líquidos de limpieza en botellas de refresco y guardarlos en lugares seguros, ya que los niños lo confunden y por accidente lo llegan a ingerir, sufriendo quemaduras muy graves en el esófago.

El médico recomendó no dejar al alcance de los menores los objetos pequeños y peligrosos, así como no darles alimentos como cacahuates, almendras, nueces de la India, entre otros, que en algunos casos se quedan en la vía aérea, provocando que se ahoguen, “ya que la etapa álgida de los niños es de uno a los tres años de edad y no miden el peligro, porque los accidentes ocurren en segundos”.

Para los padres de Eliab, Israel López Cardenia y Evelia Méndez Hernández, fue muy alarmante y difícil esta situación, ya que los cirujanos les informaron que la operación que requería su hijo era larga y compleja, por lo que se sumaron al llamado a los padres de familia de tener cuidado con cualquier objeto que puedan meterse a la boca los menores, y así evitar accidentes lamentables como el que experimentaron.