MÁSNOTICIAS MÁSNOTICIAS

El profesor Javier Ríos celebró su día trabajando

El profesor Javier Ríos celebró su día trabajando

Por: Viridiana de la Rosa | 15 May, 2018

Coatzacoalcos, Ver.- Asegura poder resolver y explicar todos los problemas, tal vez no los de la vida, pero sí los de las matemáticas, física y química, es la solución para los estudiantes.

“Hoy es el Día del Maestro y aquí estoy porque tengo compromiso con quienes van a entrar a la UV y el Itesco, y no hay mayor razón de mi existencia que servir a las nuevas generaciones”.

Así se expresa Javier Ríos del Valle, maestro de las Ciencias Exactas quien desde hace 20 años da clases a niños y jóvenes en esta aula, ubicada en la calle Cocos esquina Naranjos de la colonia Miguel Hidalgo en Coatzacoalcos.

“Algunos señores me traen ya a sus niños y otros jóvenes me pasan a saludar y me dicen que ya son ingenieros, arquitectos, contadores y es una gran satisfacción haber contribuido en sus vidas profesionales” mencionó.

Su pasión por las matemáticas empezó siendo él un estudiante.

“Desde la secundaria me apasioné con las matemáticas, porque yo tenía el mismo problema con ellas y dije que yo daría clases a quien no les entendiera como yo, ahora gracias a Dios vivo de ellas” comentó.

Considera que todos somos capaces de entender las Ciencias Exactas.

“Las matemáticas se hacen duras porque el sistema educativo tiene muchos vacíos en el ámbito matemático, a un niño o joven no le puedes plantear un problema porque no sabe las herramientas matemáticas”.

Estudió Ingeniería Electrónica en la Universidad Autónoma Metropolitana de CDMX y para 1979 ya tenía conocimientos en algebra, aritmética y cálculo; se preparó con la intención de no solo aprender sino para enseñar.

“No hay ciencia que no requiera de las matemáticas, en la construcción, en la comunicación, televisión, radio, en cualquiera las matemáticas están ahí, les recomiendo que no las rechacen” expresó.

El profesor Javier aseguró que el éxito en esta materia no depende tanto del inteligente sino del persistente, porque el 99 por ciento es la dedicación para resolver el problema.