Xalapa, Veracruz, México, a jueves 01 de octubre de 2020

Otomíes defienden tierras «con la vida»

Otomíes defienden tierras «con la vida»

Excélsior, 30 de julio de 2013

Mientras unos 15 mil otomíes del norte de Guanajuato han lanzado la advertencia al gobierno de la entidad de que “defenderán con la vida” sus tierras antes de que sean “mancilladas” con una autopista de cuota, el gobernador panista Miguel Márquez Márquez les llamó a sacrificarse por el progreso de la entidad, al tiempo que les exigió presentar pruebas de que su administración está violando la ley.

Los otomíes defenderemos hasta con la vida la cultura, tradiciones, sitios sagrados”, advirtió el presidente del Consejo Estatal Indígena, Magdaleno Ramírez Ramírez.

El gobernador quiere que sacrifiquemos a nuestras familias. Están atropellando a nuestro pueblo, están violando la Ley Indígena. Exigimos una disculpa del gobernador”, acusó la otomí, Miriam Ramírez.

Y es que otomíes de 25 comunidades acudieron al Juzgado Segundo de Distrito para tramitar un amparo para la suspensión de la licitación de la autopista de cuota Silao-San Miguel de Allende, que en su trazo contempla cortar centros ceremoniales indígenas, zonas arqueológicas e incluso dañaría un área natural protegidaLa licitación ya fue publicada el pasado 2 de julio por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Excélsior ha publicado el caso de la autopista privada que promueve el gobierno de Guanajuato, que carece de permiso de impacto ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como del visto bueno del Instituto Nacional de Antropología e Historia, cuyos especialistas sostienen que tendría afectaciones irreversibles sobre los pueblos indígenas avecindados en Cruz del Palmar, en San Miguel de Allende.

Nos van a dividir socialmente. A nuestra cultura la va destruir. Hemos conservado estos centros ceremoniales que tienen miles de años, es un patrimonio que celosamente hemos conservado y vamos conservar”, aseveró Magdaleno Ramírez.

Ante el Juzgado Segundo con sede en la ciudad Guanajuato, el líder indígena esgrimió que la autopista no cuenta con los permisos de impacto ambiental de la Semarnat y viola la Ley para la Protección de los Pueblos Indígenas del Estado de Guanajuato.

Magdaleno Ramírez calificó de insensible al gobernador Miguel Márquez, quien llamó a los otomíes a sacrificarse por una carretera a la que, aunque estaría en su territorio, no tendrán acceso si no es pagando.

El líder otomí aseguró que la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato está ya investigando el caso, sin embargo, si esta instancia es insuficiente se acudirá a instancias nacionales o incluso, internacionales.

El gobernador panista de Guanajuato Miguel Márquez Márquez exigió a los indígenas otomíes demostrar que su administración está violando la Ley Indígena, tras haberles exigido que “se sacrifiquen” para poder construir una autopista de cuota que tiene prácticamente el mismo trazo que la carretera libre, hoy existente.

“Lo que menos queremos es afectar a los propietarios. Está el interés común y el bien mayor que va a beneficiar al municipio de San Miguel Allende”, dijo Miguel Márquez, quien se ha jactado de contar con un gobierno sensible y de “rostro humano”.