Xalapa, Veracruz, México, a lunes 28 de septiembre de 2020

No se tolerará el uso electoral de programas sociales: Peña Nieto

No se tolerará el uso electoral de programas sociales: Peña Nieto

Excélsior, 24 de abril de 2013

  • El presidente decide hacer una pausa en el Pacto por México y abre el diálogo con todas las fuerzas políticas

El gobierno federal no permitirá “que nadie lucre con las carencias de las personas, no tolerará el uso electoral de los programas sociales”, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto, quien tomó la decisión de hacer un alto en el camino del Pacto por México.

La declaración se da en medio de la tensión que se vive por la decisión de PAN y PRD de no asistir a ningún acto público del Pacto por México, por la denuncia de que en Veracruz presuntamente se usó la Cruzada contra el Hambre con fines electorales.

“Estamos comprometidos con la transparencia, la rendición de cuentas y la evaluación permanente de las políticas públicas del gobierno federal.

“El gobierno de la República asume el firme compromiso de vigilar que nadie lucre con las carencias y las necesidades de las personas, y por eso este gobierno no tolerará el uso electoral de los programas sociales.”

En el marco del Foro México Incluyente, el Presidente de la República convocó a todas las fuerzas políticas del país, a través del diálogo, a hacer un “blindaje auténtico y real” sobre estos planes para que cumplan con un “único propósito, que es apoyar a quienes más lo necesitan”, para tener el México incluyente que todos queremos.

Destacó que su gobierno está decidido a crear un espacio para el diálogo con todas las fuerzas políticas y anunció que abre “este espacio para un diálogo franco y abierto, para superar cualquier diferencia de carácter coyuntural”.

En el foro participaron la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, quien ayer compareció ante el Senado por estas denuncias relacionadas con su dependencia; y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Tras reconocer madurez, responsabilidad y voluntad de las fuerzas políticas del país, las cuales han estado agrupadas en el Pacto por México, opinó que este esquema “no está exento de eventuales tensiones y diferencias conyunturales propias y naturales de la política”.

“En democracia es natural que existan diversas opiniones (…) lo que permite la posibilidad de disentir, pero también de dialogar y asumir compromisos en favor de la nación. El gobierno federal reconoce madurez, responsabilidad y voluntad de las fuerzas políticas del país, las cuales han estado agrupadas en el Pacto por México”.

Por lo anterior, dijo que en aras de contribuir a los mecanismos de negociación del Pacto por México, para retomar este camino y seguir construyendo juntos los acuerdo que se han suscrito, “he decido dar espacio de diálogo y presentar en los próximo días la reforma financiera, que originalmente se había anunciado para el día de hoy.”

En su opinión, hoy es momento de hacer un alto en el camino y reflexionar; es más, consideró que quizá es momento de regresar al punto de origen, “dejar de lado cualquier interés particular o partidario, para estar a favor de un ánimo constructivo, positivo y propositivo, de enriquecer la agenda que nos permita impulsar el camino de desarrollo y progreso para nuestro país”.

De ahí que su gobierno abre este espacio para dirimir cualquier diferencia de “carácter coyuntural” y retomar los proyectos originalmente trazados en este punto de reunión de las fuerzas políticas mexicanas; “es de elemental civilidad política esperar este tiempo”.

Un alto en el camino

Peña Nieto habló de que es hora de “hacer un alto en el camino” y reflexionar y “lograr que todas las partes que hemos signado este Pacto por México, veamos en él un horizonte de transformación y de mayor desarrollo para el país”.

Sugirió replantear la posición de los diferentes de actores para dejar de lado intereses particulares y estar en un “ánimo positivo, propositivo y constructivo”.

De la reforma financiera, expresó que es esencial para que la economía mexicana crezca más y se generen más empleos.

Cruzada carece de tinte político, dice la Sedesol

En el marco de la denuncia del PAN por el presunto uso electoral de programas sociales en Veracruz, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, expresó que todos deben participar en la Cruzada Nacional contra el Hambre “sin importar los colores políticos, los colores de piel o el estrato social”.

Al participar en el Foro México Incluyente, la titular de la Sedesol expresó que el México de hoy tiene sed de justicia, “sed de justicia social y hambre de derechos humanos”, y expuso que el reto del gobierno es mayúsculo, pues casi la mitad de los mexicanos vive en condiciones de pobreza y 7.4 millones de mexicanos están en extrema pobreza, pues padecen carencias alimentarias.

“Necesitamos empezar con quienes no pueden ejercer el derecho a la alimentación, a la salud, a una vivienda digna, a la seguridad social. Para que el goce de la seguridad de derechos sea universal, tenemos que empezar con los sectores más vulnerables de la sociedad: las madres solteras y sus hijos, las personas de la tercera edad.”

Insistió en que la política social debe ir de la mano de la política económica del país, y expuso que aquella debe reconocer los avances y deficiencias en la materia “sin excluir a ciertos grupos y personas, de quienes se ignora su vulnerabilidad”, expresó.

Habló de que el presidente Enrique Peña Nieto ha dejado claro el tipo de país que su administración busca construir: “Una sociedad de clase media con cohesión social, con igualdad… de mayor movilidad social, con más igualdad y menos pobreza. Sin hambre”.

Expuso que la Sedesol trabaja por lograr un país sin hambre, incluyendo esfuerzos de los gobiernos federal, estatales, municipales, universidades, organismos internacionales, organizaciones campesinas y ciudadanos.

“Hoy queremos ir más allá para transformar al México del siglo XXI y convertirlo en un México de derechos, un México incluyente, donde todos sin excepción seamos tratados con dignidad.”

El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, expresó que “no podemos permitir que las diferencias ideológicas o políticas se conviertan en obstáculo para el desarrollo del país, por eso nos sumamos a la Cruzada contra el Hambre”.

Victoria Nátaly Olmedo Basilio, representante de los pueblos originarios, consideró que mientras los indígenas no sean incluidos en las políticas sociales de México “se seguirá siendo extranjero en nuestra propia tierra, sufriendo abusos de los que más tienen”.

Presidente se reunirá con Ollanta Humala

El presidente Enrique Peña Nieto llegó ayer por la noche a Perú para una visita oficial de trabajo, en la que se reunirá con el presidente Ollanta Humala y participará en la octava reunión del Foro Económico Mundial para América Latina.

En el foro participan el director ejecutivo del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), Klaus Schwab, así como el mandatario anfitrión y los presidentes de la región.

Desde el punto de vista del WEF, América Latina es un terreno fértil para las inversiones y los nuevos negocios, debido a sus amplios recursos naturales y capital humano.

En el foro se hablará de la modernización de las economías de la región, el desarrollo sustentable y la construcción de sociedades más incluyentes.

En la comitiva mexicana que participará en este foro están el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña; la subsecretaria para América Latina, Vanessa Rubio Márquez, así como la secretaria federal de Turismo, Claudia Ruiz Massieu.

También participan en la visita de trabajo a Perú el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, así como el embajador de México en Perú, Manuel Rodríguez.

Este miércoles el presidente Peña Nieto sostendrá una reunión con el titular del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en la que participarán el canciller Meade, la subsecretaria Rubio así como Borge Brende, subdirector, y Marisol Argueta de Barillas, directora senior para América Latina, ambos del WEF.

En la reunión entre Peña Nieto y Ollanta Humala se espera que los mandatarios aborden el intercambio comercial entre ambas naciones. El intercambio comercial entre México y Perú pasó de 335 millones de dólares en 2001 a mil 869 millones de dólares en 2011.

Ademas, México y Perú forman parte de la Alianza del Pacífico, en la que también participan Chile y Colombia. Las cuatro naciones acordaron desde el año pasado eliminar los aranceles de 96% de los bienes que comercian y buscan convertirse en uno de los acuerdos comerciales más sólidos de la región.