Xalapa, Veracruz, México, a domingo 12 de julio de 2020

Niña activista paquistaní Malala Yousafzai recibe el premio Sajarov

Niña activista paquistaní Malala Yousafzai recibe el premio Sajarov

Excélsior, 20 de noviembre de 2013

Malala Yousafzai, la joven de 16 años que fue tiroteada por los talibán por luchar por los derechos de las niñas a la educación, dedicó hoy su premio Sajarov del Parlamento Europeo «a los héroes sin nombre de Pakistán y a todos los que luchan por los derechos y las libertades».

Malala, ataviada con un sari color salmón, y ante la atenta mirada de su padre, Ziauddin Yousafzai, pidió en su discurso de agradecimiento en el hemiciclo de la Eurocámara que la Unión Europea (UE) apoye a los 57 millones de niños en el mundo que no tienen acceso a la educación.

Esos niños no quieren una XBox o un iPhone, ni chocolate, quieren un libro y un bolígrafo», afirmó ante la ovación de los eurodiputados.

Malala lamentó que en su país las niñas sufran a menudo acoso sexualy no las dejen ir más allá del perímetro de su casa.

Hay que cambiar de mentalidad. Un país no es más fuerte por el número de soldados que tiene, sino por su índice de alfabetismo», señaló.

El encargado de entregarle el galardón, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, destacó que Malala, a sus 16 años, es ya unicono global en la lucha por la educación de las niñas, a las que ha dado esperanza en todo el mundo.

Fervorosa militante por la educación de las niñas, desde los once añosMalala describía en un blog, utilizando un seudónimo, el miedo que reinaba en su comunidad y la imposibilidad de asistir a clases en el valle de Swat, región controlada por los islamistas talibanes desde 2007 hasta 2009.

En la ceremonia han estado presentes la mayoría de laureados los últimos 25 años con el premio Sajarov, entre ellos el escritor español Fernando Savater, que recibió el galardón a ¡Basta Ya! en el año 2000, así como los opositores cubanos Berta Soler (Damas de Blanco, 2005) yGuillermo Fariñas (2010).

El premio Sajarov a la libertad de conciencia, llamado así en honor del científico y disidente soviético Andrei Sajarov, fue creado en 1988por el Parlamento Europeo para rendir homenaje a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y de las libertades.