Xalapa, Veracruz, México, a martes 26 de enero de 2021

Miles de personas acuden a los panteones de Coatzacoalcos.

Rtv Coatzacoalcos, 3 de noviembre de 2014

“Hay cementerios solos, tumbas llenas de huesos sin sonido, el corazón pasando un túnel, oscuro, oscuro, oscuro.”

Este es parte  de un poema sobre los muertos de Pablo Neruda, tal vez durante este primero y dos de noviembre estuvo muy equivocado, porque fueron miles los que visitaron los panteones de coatzacoalcos para recordar a su ser querido.

Había llegado el momento de pintar, arreglar y colocarle flores a aquel familiar que yace en la tumba, pero vive en nuestro corazón.

Mari Carmen visitó a su abuela esther  quien descansa desde hace más de dos décadas en el Panteón Jardín del Puerto.

Los campos santos se convirtieron en la morada de catrinas como la Señora Guadalupe Rodríguez.

Lupita la Catrina,  formo parte de las festividades de día de muertos que organizó el DIF, la regiduria de panteones, la de cultura y las bibliotecas de Coatzacoalcos, el objetivo rescatar esta costumbre  Mexicana.

José Azamar Magaña acudió con toda su familia, hermanas, sobrinos, hijos, nietos, primos a visitar a su más grande inspiración para continuar siendo feliz, su mamá Antonia Magaña.

José tiene el mejor recuerdo de su madre, por más sencillo que este pareciera, no está triste dice, la tiene viva en su recuerdo.

Hace seis años partió su mamá y el como todas las personas que acudieron a los cementerios, saben que en la otra vida se reencontraran con su ser querido y ahora sí, nunca separarse.