Xalapa, Veracruz, México, a lunes 14 de octubre de 2019

Lo blanco y lo negro de «La Guzmán» llega a la pantalla chica

Lo blanco y lo negro de «La Guzmán» llega a la pantalla chica

Notimex, 20 de enero de 2019

México.- Consolidada como un ícono del rock, Alejandra Guzmán, quien en la serie “La Guzmán” mostrará su vida y los momentos más difíciles de salud que ha superado, ha construido una exitosa carrera en el mundo del espectáculo con su actitud rebelde y particular tono de voz.

La vida privada y éxito artístico de la cantante mexicana se han visto envueltos en polémica en muchas ocasiones por sus adicciones, sus problemas de salud y sus cirugías estéticas, una de ellas que casi le cuesta la vida.

Los reflectores la siguen desde la cuna, pues Alejandra Gabriela Guzmán Pinal es hija del actor y cantante de rock and roll Enrique Guzmán y de la actriz Silvia Pinal, reconocida en Latinoamérica y Estados Unidos.

Nació el 9 de febrero de 1968 en la Ciudad de México. Su primera aparición en televisión fue cuando tenía dos meses en el programa de sus padres «Silvia y Enrique» y a los ocho años comenzó a tomar clases de ballet, claqué y jazz.

Desarrolló su creatividad y originalidad desde los primeros años de vida, ya que tuvo oportunidad de experimentar con las bellas artes, como el baile y la pintura, y todo lo relacionado con el mundo del espectáculo.

Hizo comerciales y coros para bandas, e incursionó por breves periodos en proyectos como Garibaldi, Flans y Fresas con Crema, con quienes llegó a presentarse en el Palacio de los Deportes, así como en cine en la cinta “Verano Peligroso”, donde compartió créditos con Omar Fierro y Sebastián Ligarde.

A pesar de que Silvia Pinal se opuso a que tuviera presencia en el medio artístico sin antes terminar sus estudios de nivel preparatoria, “La Guzmán” tuvo la oportunidad de su vida, pues tras una audición con el productor español Miguel Blasco le produjo su primer álbum titulado “Bye mamá” (1988).

El tema, considerado un grito de independencia, ocasionó el distanciamiento de Alejandra con su madre, con quien se dejó de hablar durante seis meses debido a la fuerte letra de la canción.

Posteriormente, con la canción «La Plaga» tributo a su padre, contribuyó a que sus fans la identificaran como «La Guzmán». Ese primer disco le abrió las puertas del éxito con el que debutó en el programa de televisión “Siempre en Domingo”.

Alejandra participó en novelas como “Cuando los hijos se van” y “Tiempo de Amar”, así como en la obra musical “Mame”, al lado de su madre.

La artista conoció a la roquera mexicana Kenny y participó con ella en los coros de sus presentaciones, que la motivaron a incursionar en el mundo de la música.

A la par de su primer disco la apariencia de Alejandra comenzó a dar un giro, se presentaba con maquillaje más marcado, acorde a su personalidad rebelde.

En 1992 anunció que estaba embarazada; el padre de su hija, Sofía, es el empresario Pablo Moctezuma. Para entonces contaba con cuatro discos grabados: “Bye bye mamá”, “Dame tu amor”, “Eternamente bella” y “Flor de papel”.

Con un look y actitud más irreverente, su voz rasposa y su talento la colocaron en la cima de la fama en los países de habla hispana durante los noventas con éxitos como “Mírala, Míralo”, “Reina de Corazones” y “Hacer el amor con otro”.

Aunque su carrera artística siempre se mantuvo por el sendero del éxito tuvo que enfrentar problemas serios de salud por su alcoholismo, un cáncer de mama y cirugías estéticas.

Tras superar el cáncer de mama puso toda su energía en su carrera, sacó en 2007 su disco “Fuerza”, le siguieron “Único” (2009), “A + no poder” (2015) y “Versus” con Gloria Trevy (2017).

“La Reina del Rock” fue dos veces nominada a los Grammys y se alzó con un Grammy Latino por el Mejor Disco de Rock por «Soy» en 2002, entre otros premios.

Sin embargo su salud se vio afectada seriamente en 2012 tras una operación de aumento de glúteos realizada años antes que se complicó y la alejó de los escenarios por largo tiempo.

Con meses de tratamiento y varios procedimientos quirúrgicos, luego que le inyectaron metracrilato, una sustancia que se usa para pegar piezas dentales y partes de discos, superó su complicado problema de salud y regresó a los escenarios, donde nuevamente mostró su faceta irreverente y atrevida.

A principios de 2018 la rockera hizo una transmisión en vivo en la que sorprendió a sus seguidores con el aspecto de su cara, que lució con retoques estéticos.

En octubre también desató polémica por lucir un rostro diferente luego de que publicara una fotografía para promover su más reciente álbum discográfico «Soy Así», donde sus pómulos se veían muy marcados y la nariz afilada.

En diciembre del mismo año compartió una fotografía en sus redes sociales en la que se le vio el rostro más delgado, sus pómulos ligeramente más pronunciados y la nariz más afilada.

A pesar de las dificultades en su vida personal, “La Guzmán” ha logrado sobreponerse por su fuerte personalidad y talento que mantienen el brillo a su exitosa carrera artística.

A partir de este lunes a las 21:30 horas los fans podrán conocer los amores, conflictos, frustraciones y su ascenso a la fama en la serie “La Guzmán” por la señal de Imagen Televisión, donde su personaje será interpretado por la actriz colombiana Majida Issa.