Xalapa, Veracruz, México, a miércoles 30 de septiembre de 2020

Llega la magia de la Navidad al bosque del Ciclo Verde

, 9 de diciembre de 2015

Las Vigas de Ramírez, Ver., 9 de diciembre de 2015.- El bosque del Ciclo Verde, en el municipio de Las Vigas de Ramírez, se ha convertido en un parque mágico, donde las familias pueden conocer a Santa Claus.

En este lugar rodeado de naturaleza se escriben las páginas de un cuento de Navidad, donde la espesa neblina envuelve los bellos paisajes.

Este lugar abre sus puertas para que familias enteras sientan y vivan la Navidad de una forma diferente. Cada rincón de este bosque ha sido transformado para respirar alegría, y no es para menos. El lugar es capaz de transportar a los visitantes hasta los legendarios pueblos nórdicos, donde los adultos regresan a ser niños y los pequeños jamás olvidarán la ilusión de abrazar a Santa Claus.

Pero como en todo cuento hay villanos y existe un personaje que se retuerce del coraje si le hablas de la Navidad. Tiene sus motivos, pues nunca ha recibido regalos ni abrazos en esta época. Vive en una cueva y a muchos les tiemblan las piernas de sólo pensar en despertarlo, ya que es muy enojón. Por eso no se debe hacer ruido al cruzar el bosque. Él es el responsable de que los niños que se portan mal reciban a cambio un pedazo de carbón.

Una hermosa y acogedora cabaña se asoma entre el bosque. Al interior está Noel, quien no se cansa de leer las miles de cartas que le han enviado. El hombre bondadoso está a la espera de que lo visiten. Su esposa abre la puerta con gentileza y los niños han llegado muy emocionados a ver a Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás, como quieran decirle… El responsable de que la ilusión sea una realidad en esta Navidad.

Al caer la noche, el bosque recobra vida y se llena de magia, luces y color. Está encantado y el hada que lo protege da la bienvenida, y en su recorrido el bosque mágico presenta luciérnagas que vuelan ente los árboles y personajes fantásticos que muestran el respeto y el cariño que se le debe tener a la naturaleza.

Hay fiesta en la Villa Korvantunturi, un sitio con pequeñas y singulares casitas y es que está por llegar la Navidad. Osos polares interpretan sus mejores melodías, duendes y gigantes viven ahí y esperan con emoción que el árbol se encienda.

Y entonces la nieve cae y tapiza a toda la villa, niños y papás son felices porque la Navidad ha llegado.

La máxima experiencia de la Navidad en los bosques de México se vive en Ciclo Verde, donde la magia, la alegría y la ilusión permanecerán en el recuerdo, aun cuando la Navidad haya pasado.