Xalapa, Veracruz, México, a domingo 20 de septiembre de 2020

La senadora Luz María Beristain se justifica

La senadora Luz María Beristain se justifica

Excélsior, 30 de mayo de 2013

Ofrece disculpa y advierte que demandará a la aerolínea ante la Profeco.

La senadora Luz María Beristain aclaró que el incidente que protagonizó en el aeropuerto fue por defenderse a una agresión que sufrió y explicó que “tengo voz de senadora y soy aguerrida”, si el tono de su voz ofendió, ofrece disculpas.

También anunció que demandará a la empresa VivaAerobus ante la Profeco, por el trato que recibió, pues la empleada de la aerolínea la agredió, le dijo que le caía mal por ser senadora de la República, por lo que la legisladora ironizó que “habríamos que crear la fiscalía especializada para atender las agresiones contra los políticos.

“Resulta que por 10 políticos que han procedido mal y que hay una satanización en contra de la clase política y de la política, ahora todos los políticos somos víctimas de acoso, te están siguiendo para ver en qué momento te resbalas para hacerlo grande y más en medio de un proceso electoral como estamos en Quintana Roo, que los priistas están fascinados dándole vuelo a este escándalo, que no debería de ser un escándalo”, aseguró.

Beristain insistió en que su comportamiento nunca fue prepotente. “Yo hablo fuerte, mira, mido 1.72, peso 76 kilos, no tengo vocecita de mujer de 47 kilos, obviamente, ésta es mi voz, éste es mi tono que tú me conoces.

“Yo acabo de ganar una elección porque soy una mujer aguerrida, una mujer apasionada, porque soy la oposición, porque como perredista he sido capaz de levantar la voz ante las injusticias que los priistas u otros partidos han cometido en mi partido.

“No me caracterizo por ser una mujer que hable con voz sumamente suavecita y dulcecita como las operadoras de teléfono. Tengo voz de senadora y soy aguerrida”, dijo.

Insistió en que el servicio que da la aerolínea es deficiente, que la empleada le dijo que no le agradan los políticos, que es sobrina de una ex senadora por Baja California Sur, Josefina Cota, y que no le gustaban los políticos.

La senadora argumentó que su comportamiento fue en defensa, pues que era sujeta a una agresión. Aunque en el video la senadora amenaza a la empleada con ir “hasta las más altas instancias” y le dice que es una “grosera”… “Aquí está el avión, soy una autoridad”.

La aereolínea VivaAerobus lanzó una promoción en su página web, en la que hacen alusión a la senadora Beristain, quien protagonizó un escándalo tras perder su vuelo.

“Damas y Caballeros (y no ladies and gentlemen que no es lo mismo) llegó a TIEMPO la mejor tarifa para que disfrutes este verano”, dice la promoción lanzada por la aerolínea.

 

Fue Miss Yucatán

La fama en las redes sociales de la senadora Luz María Beristain Navarrete conocida ahora por el hashtag #LadyDelSenado llegó hasta una población del oriente de Yucatán distante unos 150 kilómetros de esta capital.

En el municipio de Tizimín, santuario de los Tres Reyes Magos en el sureste de México, nadie la recordaba o al menos podía dar un testimonio de su vida en la población de vocación ganadera y agrícola. Sin embargo, el apellido de su madre, Navarrete es ampliamente conocido y poseído por numerosas familias de la localidad.

Lugar de amplios pastizales, plantaciones de sorgo y apacibles ranchos de ganado vacuno, Tizimín es la población donde nació la senadora un 5 de octubre de 1963. En esa localidad, antes de iniciar su carrera política, acarició la idea de llegar a ser reina de belleza representando a la entidad en el certamen Señorita Yucatán 1984.

Beristain Navarrete se volvió noticia nacional al reclamar un pase especial, fuera del horario establecido, para abordar un vuelo de Cancún a la Ciudad de México por VivaAerobus; argumentando ser autoridad y representante de los empleados de la aerolínea en la “tribuna más alta”.

Se afilió al PRD en 1995; en su biografía política oficial destaca su candidatura en 2006: además abrió el primer comité de apoyo a Andrés Manuel López Obrador.

 

Góngora evadió diez ocasiones las audiencias

El ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Genaro David Góngora Pimentel, recurrió a una chicana para mantener congelado el proceso por fraude que desde hace casi un año tiene en la cárcel a Ana María Orozco Castillo, madre de dos hijos del ministro en retiro, no presentándose a las audiencias, argumentando su avanzada edad, informaron fuentes cercanas al litigio.

Las inasistencias de Góngora Pimentel a las audiencias citadas por la jueza Nelly Ivonne Cortés Silva, que en total habría sido diez, obligaron a Ana María Orozco Castillo a solicitar una diligencia en la oficina particular del hombre que la acusó de fraude por haber comprado una propiedad con el dinero que él le entregó y ponerla a su nombre y no al de los hijos David y Ulises, como había sido un acuerdo verbal entre ellos.

El 19 de febrero de 2013, en la única audiencia donde Ana María y Góngora Pimentel estuvieron frente a frente, el ex titular del máximo órgano justicia en México ratificó la acusación de fraude en contra la madre de sus hijos, menores de edad.

El escándalo estalló la semana pasada, cuando la periodista Carmen Aristegui presentó en su noticiero radiofónico un trabajo que dejó en evidencia el trato que Góngora Pimentel dio a su ex pareja llevándola a la cárcel desde el 7 de junio de 2012, y a sus hijos, a quienes les regateó una pensión alimenticia, a tal grado que los eximió de cualquier posibilidad de diversión, ya que ambos fueron diagnosticados como autistas.

La sentencia, “en cualquier minuto”

A partir de este hecho, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), el magistrado Édgar Elías Azar, afirmó que en este asunto que está a punto de tener una sentencia “en cualquier minuto” y tan pronto como se dicte, dijo, “se hará una visita especial para ver ese expediente”.

Góngora acusó de fraude a la madre de sus hijos, después que ésta fue a demandar una pensión alimenticia para David y Ulises, acorde al salario del ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que mensualmente entregaba 12 mil pesos para la manutención de los niños.

Una vez que Góngora Pimentel ratificó ante la jueza la acusación en contra de Ana María, el proceso está a punto de tener una sentencia, que de acuerdo con el abogado de Orozco Castillo, Jesús Mora Lerdizábal, puede tener una pena de seis a 11 años de prisión, sin derecho a fianza, ya que es considerado un delito grave por tratarse de que el supuesto fraude fue por dos millones de pesos, según la acusación del ministro en retiro.

El jueves pasado, el magistrado Elías Azar participó en el programa de radio que reveló el caso y sobre la inminente sentencia a Orozco Castillo dijo que “el asunto ya está para sentencia; ahora sí, nuestro juez tiene una oportunidad muy grave, muy grave de resolver el asunto”, y declinó responder cómo lo resolvería él.

Ese mismo día Góngora Pimentel le dirigió una carta a Aristegui, diciéndole que no podía estar en el lugar para dar una explicación de los hechos y además una disculpa pública a Ana María y a sus hijos. Lo que suponía que retiraría los cargos y que la madre de David y Ulises quedaría libre en cualquier momento, cosa que no ha ocurrido.

Ayer, Orozco Castillo manifestó su temor de que la sentencia de la juez Cortés Silva sea condenatoria “como lo habían mencionado mi hermano y también mi abogado; yo tengo miedo y tengo mucho miedo de la sentencia, porque mí mínima, la sentencia es de seis a 11 años sin ningún tipo de beneficio, porque se considera un delito grave por la cantidad, y tengo miedo, tengo mucho miedo de la sentencia”, dijo.

En esta misma declaración radiofónica, la ex pareja de Góngora Pimentel habló de la audiencia en la oficina particular del ex presidente de la Suprema Corte de Justicia y los testigos de éste, María Aurea Fernández y Guillermo Guerrero Castorena, donde ratificaron la acusación en contra de Orozco Castillo.

“Pero como Genaro argumentó que por su edad no se podía presentar en el juzgado, pues quería que su audiencia se realizara en su domicilio, en su oficina, que es en la colonia Florida, y así es como la llevó a cabo el juzgado. La juez Nelly determinó que sí, que era correcto, que era procedente y a mí me trasladaron a su oficina en esa única audiencia”, dijo Ana María Orozco.

Sobre el traslado de Orozco Castillo a la oficina de Góngora Pimentel, el pasado 19 de febrero, que dijo la propia ex pareja del ministro en retiro se hizo a bordo de un vehículo del sistema penitenciario del DF, con nueve custodios armados y su permanencia con esposas en las muñecas durante la audiencia, se consultó a fuentes del gobierno capitalino y señalaron que el traslado de la señora Orozco Castillo se hizo de acuerdo a los protocolos que existen para tal efecto y que representan seguridad tanto para ella como para toda la gente que participa en una diligencia como la que en todo caso solicitó ella con el fin de que no se siguiera frenando su proceso.

error: Contenido protegido !!