Xalapa, Veracruz, México, a domingo 09 de agosto de 2020

La economía dificultará el control del COVID-19 en las Américas

La economía dificultará el control del COVID-19 en las Américas

Agencia de Noticias RTV (ONU), 3 de julio de 2020

  • Estados Unidos y Brasil representan el 75% de todos los casos de coronavirus y el 74% de las muertes

La Organización Panamericana de la Salud advierte que la lucha contra la propagación del coronavirus en el continente americano será difícil en el futuro a causa de la situación económica por la que atraviesan muchas de sus naciones.

“Los países enfrentan perspectivas económicas inciertas debido a problemas mundiales y nacionales derivados de los efectos de varios meses de confinamiento», señala en un informe.

La agencia de la ONU indica, además, que los sistemas de salud insuficientemente financiados no están equipados para responder a otras enfermedades y epidemias como la malaria, el sarampión, la fiebre amarilla y otros padecimientos que preceden la llegada de la COVID-19 a las Américas.

En este momento, los Estados Unidos y Brasil representan el 75% de todos los casos de coronavirus y el 74% de las muertes reportadas actualmente en el continente americano, que se ha convertido desde hace semanas en el epicentro de la pandemia.

La Organización Panamericana de la Salud esta ayudando a adquirir equipos de protección personal. Hasta el momento estos equipos han sido distribuidos en 54 envíos a 26 países.

Esos suministros vitales para los trabajadores de la salud incluyen 1,3 millones de guantes, un millón de mascarillas quirúrgicas y N95, 403.000 batas y 42.000 gafas protectoras.

Además, en las primeras etapas de la pandemia, la agencia de la ONU desplegó 25 misiones de expertos técnicos en 20 países para que estuvieran preparados y pudieran realizar pruebas moleculares de laboratorio con las que detectar el COVID-19 e implementar el seguimiento de contactos.

La movilización de recursos es una necesidad clave de la respuesta de los países a la pandemia. Sin embargo, de los 200 millones de dólares que la Organización necesita para los 11 meses desde febrero hasta finales de 2020, ha recibido solo 66,6 millones de dólares en contribuciones y compromisos de donantes.