Xalapa, Veracruz, México, a domingo 20 de octubre de 2019

Incendian Guerrero; destruyen sedes locales de partidos políticos

Incendian Guerrero; destruyen sedes locales de partidos políticos

Excélsior, 25 de abril de 2013

Gobernación prevé el envío de federales al estado; prendieron fuego a las instalaciones priistas; la Segob advierte que lo ocurrido no debe quedar impune.

Cerca de dos mil integrantes de la CETEG asaltaron y destruyeron las sedes del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, en represalia porque el Congreso local ignoró el martes sus demandas contra la reforma educativa.

Primero, ingresaron con piedras, tubos y palos al edificio del PAN. Después, los disidentes entraron a la sede del PRD, que en días pasados ya habían destruido, para lanzar bombas molotov e incendiar parte del inmueble.

Cerca de las tres de la tarde, atacaron el edificio central del PRI en el estado, en el que, al igual que en los casos anteriores, destruyeron todo lo que encontraron a su paso, incluyendo equipo de cómputo, para después rociar gasolina y quemar el lugar.

El gobernador Ángel Aguirre Rivero informó que ya existen órdenes de aprehensión contra los líderes de la CETEG.

Miguel Osorio Chong, secretario de Gobernación, anunció que se prevé el envío de federales a Guerrero. Advirtió que habrá castigo contra quienes cometieron esos actos, y reiteró el respaldo federal al gobierno estatal.

CETEG responde con violencia

Prendieron fuego a las instalaciones priistas; la Segob advierte que lo ocurrido no debe quedar impune.

Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) arremetieron ayer contra las sedes del PRI, del PAN, del PRD y Movimiento Ciudadano, un día después de que el Congreso local aprobó la reforma a la Ley de Educación estatal sin las principales exigencias del magisterio.

A las once de la mañana, los maestros de esa organización, quienes acumulan 57 días en paro de labores en protesta por la Reforma Educativa federal, se concentraron cerca del Congreso estatal, que fue resguardado por la policía.

Sin embargo, no se acercaron más y salieron en manifestación por la avenida Lázaro Cárdenas rumbo al centro de esta ciudad.

A las 13:30 llegaron al zócalo de Chilpancingo, donde realizaron un mitin, y una vez terminado se dirigieron al PAN estatal, donde con palos, tubos y piedras destrozaron la entrada. Ya en el interior rompieron todo lo que encontraron a su paso.

De ahí marcharon hacia las oficinas de Movimiento Ciudadano y a las del PRD, donde repitieron los actos de violencia.

En la sede perredista, que ya habían apedreado a principios de este mes, nuevamente destrozaron la entrada, ventanas y muebles de oficina. Al final lanzaron bombas molotov y provocaron un incendio en ese sitio.

Luego se enfilaron hacia el sur de la ciudad, donde se ubican las oficinas de la CETEG, y al pasar por la casa de gestoría del senador Sofío Ramírez golpearon las puertas y ventanas con palos y tubos, además de pintar consignas en las paredes.

Su siguiente parada fue en las oficinas del PRI. Para llegar ahí cruzaron por el bulevar Vicente Guerrero y detuvieron por unos minutos la circulación en la Autopista del Sol.

Poco después de las tres de la tarde arribaron a la sede estatal priista, donde con más furia que en los lugares anteriores rompieron aparatos eléctricos, imágenes y efigies de ex gobernadores de origen priista, rociaron con gasolina la papelería y quemaron todo lo que pudieron.

A las sedes del PRD y del PRI llegaron bomberos y personal de Protección Civil para controlar el fuego.

Los maestros de la CETEG se dirigieron posteriormente a las oficinas de la Contraloría de la Secretaría de Educación Pública, donde también provocaron un incendio.

Después de toda esta serie de actos finalmente regresaron a su campamento, ubicado en la colonia Burócratas.

Así, fue un miércoles de zozobra para los habitantes de Chilpancingo, mientras el alcalde Mario Moreno dijo que el municipio sólo tiene 400 policías, por lo que era imposible tomar acciones para impedir los actos vandálicos de casi dos mil manifestantes.

El secretario general de Gobierno, Humberto Salgado, aseguró a su vez que la policía no actuó para no generar más violencia, y que investiga la posible acción de grupos infiltrados en las agresiones de ayer.

“Pueden haberse infiltrado,  efectivamente, como parte del llamado Movimiento Popular, pero esto será el resultado de las investigaciones.

“Yo quiero detallar que obtuvimos a tiempo reportes que nos informaban no solamente de que había bombas molotov, sino  también armas de fuego”, dijo.

Respaldo de la Federación

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que lo ocurrido ayer no debe quedar impune, y ofreció el apoyo del gobierno federal a las autoridades estatales.

En entrevista radiofónica,  aseguró que ha mantenido comunicación permanente con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

“Le reiteré el respaldo del gobierno federal para que estos hechos pudieran no solamente no permitirlos, sino castigarse. Entonces, le he refrendado que habremos de hacer todo lo que se requiera en el apoyo para que podamos respaldar a la fuerza local y que se pueda evitar lo que repudiamos desde el gobierno federal y que no debemos de permitir”, señaló Osorio Chong.

En este sentido, dijo que se prevé el envío de policías federales a la ciudad de Chilpancingo.

“Se debe de castigar a quienes cometieron estos hechos vandálicos y que, por supuesto, dañan no sólo a un estado, sino a la normalidad en las diferentes expresiones que se dieran en el país, que son válidas pero que en este momento, lo que se vio, lo que hicieron, no puede quedar impune”, agregó.

En tanto, el presidente nacional del PRI, César Camacho, condenó lo ocurrido ayer en Chilpancingo y expresó que “los derechos de nadie no deben pasar por encima de los derechos de todos”.

Asimismo, el senador Sofío Ramírez Hernández, en cuya casa de gestión irrumpieron los manifestantes, afirmó que el gobierno local ha sido tolerante y por ello él no pidió la intervención de la seguridad pública.

En entrevista con Ricardo Alemán, para Grupo Imagen Multimedia, detalló que estas acciones de tolerancia han sido reforzadas con el diálogo entre la disidencia y legisladores locales.

Solicitan aprehensión de líderes magisteriales

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, advirtió que el diálogo con los integrantes de la   CETEG se ha agotado, por lo que se aplicará de manera irrestricta la ley y la preservación del estado de derecho en esa entidad federativa.

Asimismo, señaló que se ubicará a los responsables de los actos violentos y se solicitarán las órdenes de aprehensión, al tiempo de que se reforzará la presencia de la Policía Federal en Chilpancingo.

Identificó como presuntos autores intelectuales de los hechos violentos de ayer a Minervino Morán y Gonzalo Juárez, líderes de la CETEG, y advirtió que fracasarán en su intento de convertirse en mártires, porque se actuará con responsabilidad y apego a la ley.

Aguirre informó que conversó con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a fin de tomar las acciones preventivas necesarias para las próximas horas y actuar en consecuencia por la violación que hubo a la ley.

El mandatario estatal anunció que se actuará con gran rapidez, ante lo que llamó una actitud irracional e intransigente de los docentes de la CETEG.

Mencionó que luego de que el Congreso de Guerrero rechazó las principales demandas de los profesores al aprobar la reforma a la Ley de Educación estatal, ayer fue desplegado un operativo en la sede del Legislativo local y en Palacio de Gobierno.

Sin embargo, agregó, los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero atacaron las sedes estatales de partidos políticos.

“Teníamos pruebas que había gente que no sólo llevaba bombas molotov, sino también armas.

“Lo que ellos han pretendido estos últimos días es buscar mártires; no se los vamos a dar, pero sí vamos a actuar con todo el peso de la ley para que sean sancionados y castigados quienes tengan alguna responsabilidad”, planteó.

Lo que se pretendía, dijo, era un enfrentamiento con la policía, y precisó que ya se están perfeccionando averiguaciones previas y órdenes de aprehensión de carácter federal y estatal contra los presuntos responsables.