Xalapa, Veracruz, México, a miércoles 26 de junio de 2019

Impulsarán Sader y UNA producción avícola en el sur sureste de México

Impulsarán Sader y UNA producción avícola en el sur sureste de México

Agencia RTV Noticias (Sader), 26 de marzo de 2019

  • *En fortalecimiento al sector, se activarán esquemas de reconversión de maíz blanco por amarillo, principalmente en la zona del Bajío, considerando que anualmente ocupa casi los 17 millones de toneladas de alimento para las aves de postura y de engorda.

México.- En reunión de trabajo, anunciaron que se evaluará la participación de la industria avícola (carne de pollo y huevo para plato) en el programa federal Canasta Básica para comunidades marginadas, operada por el organismo Segalmex.

Instrumentar esquemas de reconversión productiva en granos (maíz) en la zona del Bajío, impulsar la actividad avícola en el sur sureste del país y aprovechar la oportunidad del mercado de exportación en países de Asia y Medio Oriente, son algunos de los planes a desarrollar, con una visión a mediano y largo plazos, entre el Gobierno de México y la industria.

Así lo destacó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, al subrayar que la industria avícola representa una oportunidad de desarrollo y crecimiento económico y social en el sur sureste del país, así como una importante generadora de empleos e ingresos por la demanda de proteína en los mercados nacional e internacional.

En una reunión de trabajo con integrantes de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) puntualizó que también se evaluará la participación de la industria avícola (carne de pollo y huevo para plato) en el esquema de canasta básica —puesto en marcha por el Gobierno de México para fortalecer la atención en comunidades marginadas— operado por el organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Precisó que en esta iniciativa se integrarán y fortalecerán las acciones en materia de sanidad e inocuidad, manteniendo el estatus zoosanitario que le ha permitido al país incursionar en los mercados mundiales más exigentes, así como el acompañamiento en innovación y tecnificación para el fomento de sistemas productivos sustentables.

Subrayó que, en la reducción de los costos de producción para lograr una mejor rentabilidad, se instrumentarán esquemas de reconversión de maíz blanco por amarillo, principalmente en la zona del Bajío, con un impacto económico favorable —considerando que anualmente ocupa casi los 17 millones de toneladas de alimento para las aves de postura y de engorda.

Con respecto a las importaciones de carne de pollo y pavo, en el encuentro se acordó fortalecer la coordinación interinstitucional para revisar temas como cupos y condiciones de mercado con el fin de establecer una política comercial equilibrada y justa, donde se favorezca a los productores y a los consumidores finales.

Por su parte, los directivos de la UNA, César Quesada Macías y Juan Manuel Gutiérrez Martín, subrayaron que productores e industria coinciden con la política de autosuficiencia alimentaria propuesta por el Gobierno de México. Como sector coadyuvaremos en la integración de un frente común para responder a los retos globales y de expansión de mercados, indicaron.

Sostuvieron que el sur sureste del país es un área de oportunidades para la actividad avícola y estimaron que, con el acompañamiento de las autoridades del sector, se mantendrá el crecimiento sostenido: en este año se prevé registrar tres por ciento en pollo (lo que daría un cierre en 2019 de tres millones 589 mil toneladas) y 10 % en pavo (11 mil 815 toneladas).

Asimismo, agregaron que para huevo se espera un crecimiento al cierre de 2019 de 2.5%, lo que significaría que la producción de este producto llegaría a dos millones 849 mil 071 toneladas.

Destacaron que a nivel mundial México ocupa el cuarto lugar en producción de huevo y el sexto en pollo, y una producción al año de 6.1 millones de toneladas de alimento, incluyendo pavo, con la participación de 19 entidades federativas y un valor de la producción (huevo, pollo y pavo) estimado en 152 mil 590 millones de pesos.