Xalapa, Veracruz, México, a jueves 12 de diciembre de 2019

Enrique Guzmán pide ser un Herodes cruel y sádico

Enrique Guzmán pide ser un Herodes cruel y sádico

Notimex (Verónica Pérez Raigosa), 4 de agosto de 2019

  • El actor da vida al mítico personaje en Jesucristo Súper Estrella

México.- Para Enrique Guzmán, el mítico personaje de Herodes fue sin duda escrito para él, motivo por el cual ha disfrutado al máximo de ser el más sádico, cruel y burlón en escena, porque en su vida personal se describe como un amoroso padre, abuelo y esposo.

“Me identifico con esas cualidades, soy cruel, burlón y sádico”, dijo Guzmán entre risas, al reiterar que solo en escena, pues para él este personaje ha sido como un saco hecho a la medida en Jesucristo Súper Estrella.

“Me gustan estas transformaciones y sí ¡Yo soy Herodes!”, apuntó el actor, al hacer una pausa para explicar que en la vida real disfruta de ser un abuelo y padre cariñoso, así como un feliz esposo.

“Siempre tenemos que aclarar que solo en el escenario soy así, aunque parezca lo contrario”, dijo entre risas, durante la entrevista con Notimex, misma en que reveló que a diferencia de lo que se puede pensar su intervención es muy ligera en el montaje protagonizado por Beto Cuevas.

“Yo soy quien se burla de Jesús y lo regresa a Jerusalén, porque no le creo nada”, dijo el actor al tiempo que defendió a su personaje argumentando que era un hombre que respondía a sus intereses.

Explicó que la obra no responde a la cuestión religiosa, sino más bien “hay que recordar que está basada en un movimiento político, de ahí que sea tan actual. Hablamos de liderazgos y oposiciones”.

“Herodes es un hombre recordado porque según mató inocentes, pero tampoco hay documentos que lo demuestren y sé que la figura es fuerte, pero me encanta”, dijo el histrión de 76 años, quien después de muchos años regresa al teatro.

La preparación de su papel no fue al vapor, ya que contó con el asesoramiento del padre José de Jesús, quien estuvo presente para apreciar las escenas mientras se montaban, con el fin de dar las intenciones correctas.

El actor dijo que ha disfrutado tanto realizar este montaje, que se encuentra listo para trabajar ahora en Sugar, desde el lado de la producción, ya que esta obra se ha vuelto muy significativa, debido a que él la produjo en 1975.

Señaló que a la par, también tiene pendiente un encuentro musical con su público el próximo 10 de octubre en el Auditorio Nacional, donde tiene preparadas algunas sorpresas.

“La magia de la tecnología me ayudará en muchas cosas, será una noche con varios encuentros en el escenario”, dijo el rocanrolero, quien en la década de los 60 alcanzó la popularidad como actor y cantante.

Entre su filmografía destacan trabajos como No se mande, profeLa guerra de las monjasEl amor y esas cosas, entre otras.