Xalapa, Veracruz, México, a martes 29 de septiembre de 2020

Emite PC recomendaciones para reducir riesgos por tormentas eléctricas

Emite PC recomendaciones para reducir riesgos por tormentas eléctricas

, 24 de abril de 2015

Xalapa, Ver. 24 de abril de 2015.- Ante el pronóstico meteorológico que advierte de la posibilidad de granizadas y tormentas eléctricas, la Secretaría de Protección Civil (PC) emite recomendaciones a la población, ya que la cultura de la prevención es vital para reducir riesgos.

Una tormenta eléctrica se caracteriza por la presencia de rayos y sus efectos sonoros en la atmósfera terrestre, llamados truenos; la chispa que llega a tierra recibe el nombre de rayo, mientras que la luz que despide se denomina relámpago, aunque es común que los dos se usen como sinónimos. La aparición del rayo es sólo momentánea, seguida a los pocos momentos por el sonido.

El rayo es uno de los fenómenos más peligrosos de la atmósfera y dura unos pocos segundos, es siempre brillante y casi nunca sigue una línea recta para llegar al suelo o quedarse suspendido en el aire, adoptando formas parecidas a las raíces de un árbol.

Tiende a dirigirse sobre cualquier objeto elevado, ya sea un edificio o un árbol, debido a que las cargas eléctricas se acumulan en los puntos más altos. Por lo anterior, el Sistema Estatal de PC exhorta a la población adoptar las siguientes sugerencias.

Elaborar el Plan Familiar de Protección Civil y ponerlo en práctica; mantenerse informado por los medios de comunicación sobre el pronóstico del tiempo, avisos especiales y boletines emitidos por el Comité de Meteorología y la dependencia.

No refugiarse bajo de un árbol aislado, la humedad y la altura del mismo aumentan la intensidad del campo eléctrico y atraen la carga del rayo. Los que forman parte de un bosque son menos propensos, ya que aumentan las posibilidades de que la chispa caiga lejos; en caso de encontrarse en un campo abierto, no correr para escapar de la tormenta, pues es muy peligroso; si ésta es muy intensa, colocarse en forma horizontal sobre la tierra, con ello se reduce al máximo el riesgo de ser alcanzado.

Evitar permanecer en lo alto de las colinas y tener contacto con el agua, estando en la playa, cerca de un río o un lago, la salinidad del agua contribuye a que toda la intensidad de la descarga produzca efectos fatales. Se recomienda buscar refugio en lugares bajos, pero no en las barrancas o ríos.

Alejarse de las cercas, rejas metálicas, vallas y otros objetos similares; si se está próximo a maquinaria o herramientas, retirarse de inmediato, ya que podrían causar la muerte aún sin hallarse en contacto con ellas.

Al viajar en un vehículo se sugiere permanece dentro, en caso de que lo alcance un rayo la energía se canalizará a través de éste sin producir lesiones, constituyendo un buen refugio. Colocar una cinta antiestática debajo de la unidad con el fin de conducir la energía estática que genera el propio automóvil producto de la energía cinética, además de conducir mejor la descarga eléctrica en caso de que le caiga un rayo.

En lugares abiertos no es aconsejable usar paraguas con punta metálica; los edificios grandes son seguros. Dentro de la casa, el sitio de mayor seguridad se encuentra sobre la cama, principalmente si está construida de madera.

No salir a la puerta ni acercarse a las ventanas, especialmente si están abiertas; durante la tormenta, no usar aparatos eléctricos, de preferencia se deben apagar y desconectar para evitar que se dañen por una descarga.

No usar herramientas ni objetos metálicos, así como los accesorios o equipos que funcionen con agua, como regaderas, fregaderos y lavadoras, entre otros; usar el teléfono sólo en casos de emergencia, ya que la descarga de un rayo se puede conducir a través del cableado, del móvil o radio portátil, causando lesiones graves.

En las casas ubicadas afuera de la ciudad, se sugiere cerrar puertas y ventanas; no caminar sobre suelos húmedos o con calzado mojado. En los inmuebles, la mejor protección la constituyen los sistemas pararrayos.