Xalapa, Veracruz, México, a martes 26 de enero de 2021

Elaboran la tradicional rosca de Reyes desde hace más de 20 años en Coatzacoalcos

Elaboran la tradicional rosca de Reyes desde hace más de 20 años en Coatzacoalcos

Tonantzin Zapata, 3 de enero de 2021

Coatzacoalcos, Ver.- La tradición de la rosca de Reyes perdura en Coatzacoalcos y este año a pesar de la pandemia por COVID-19, las panaderías ya iniciaron con la producción de este delicioso pan.

En la panadería “La Flama” el horno se enciende desde temprano, ahí Narciso, panadero desde hace más de 20 años, y su hermano Miguel comenzaron la elaboración de la rosca desde el 2 de enero.

El primer paso es la preparación de la masa que lleva un proceso de amasado con ayuda de una batidora industrial.

“Si ahorita es el proceso de la preparación de la masa, el amasado tarda 30 minutos y de ahí hay que cortar bastones para los diferentes tamaños de roscas, roscas chicas, medianas, grandes y familiares”.

Una vez lista la masa, se corta y se pesa para después dejarla reposar por unos minutos.

Con la masa ya reposada, se inicia el proceso artesanal, con sus manos los panaderos dan la forma circular que de acuerdo a la creencia simboliza el amor eterno de Dios que no tiene principio ni fin.

Mientras se le da la forma de círculo, se le añaden al interior figuras de plástico que representan al niño Dios escondido por María y José para salvarlo de Herodes.

“La chica lleva dos muñecos, la mediana lleva 4, la grande lleva 6 y la familiar lleva 8, de 8 a 10 muñecos”.

El procedimiento de elaboración les lleva en promedio 4 horas y este año dada la emergencia sanitaria harán menos roscas.

“Al año unas 400 roscas, 500, porque todo bajó debido a la pandemia también y a la crisis, pero sí se van a hacer menos”.

La parte final es la decoración con acitrón, higo y cerezas que simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos.

Ya adornada se mete al horno para su cocción, una vez cocida se coloca en una caja y esta lista para ser degustada el 6 de enero.

Cuenta la historia que Melchor, Gaspar y Baltazar viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella para llevar tres ofrendas: oro, incienso y mirra al niño Jesús, el día del encuentro se llamó Epifanía y se representa con la rosca de Reyes.