Xalapa, Veracruz, México, a lunes 23 de noviembre de 2020

El levantamiento de las siete cruces en Alvarado

, 4 de junio de 2015

Alvarado, Ver., 4 de junio de 2015.- Alvarado es un rincón veracruzano donde sus habitantes hoy se muestran orgullosos de enlazar su identidad a través de una antigua celebración.

Alegría, devoción y orgullo son las emociones con las que los alvaradeños describen la celebración del último día de mayo que reúne a centenares de familias para el levantamiento de las siete cruces en el zócalo de la cabecera municipal.

Esta antigua tradición fue rescatada en tiempos recientes, pues los habitantes la mantuvieron latente por diversos conflictos entre el Estado Mexicano y la Iglesia Católica.

La fiesta blanca comienza unos meses antes de mayo con la solicitud que hacen los barrios para presentar su cruz y de manera organizada se les da esa oportunidad a distintos conglomerados cada año.

El último día de mayo son levantadas las cruces. Adultos y jóvenes participan con cantos y gran algarabía, tradición que se inculca a través de las generaciones.

Los feligreses realizan una procesión con las cruces por las calles del pueblo que terminan en la parroquia principal, donde se lleva a cabo un servicio religioso.

Con las campanadas las personas se suman al grupo que recorre las cruces para presenciar la bendición que hace el obispo a las siete estructuras.