MÁSNOTICIAS MÁSNOTICIAS

Duarte no sale de la cárcel, es falso se haya “caído” el proceso en su contra: FGE

Por: Ángel Viveros | 19 Jul, 2017

Xalapa, Ver.- El Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, dejó claro que Javier Duarte de Ochoa no saldrá de la cárcel, como algunos medios informativos y columnistas ha publicado, luego de que un juez federal concediera amparo al exgobernador contra las órdenes de aprehensión libradas por un juez de control de Veracruz.

En rueda de prensa, el fiscal leyó un comunicado en el que expresó que:

La Fiscalía General del Estado de Veracruz es enfática al señalar que son falsas las versiones que algunos medios informativos y columnistas han publicado en relación a que las órdenes de aprehensión libradas por los jueces de control del Estado de Veracruz en contra de Javier Duarte de Ochoa se hayan cancelado o anulado, así como también es falso que señalen que dichos procesos “se han caído”.

“Lo único que ocurrió y que no es ninguna novedad, sino una simple estrategia de defensa, que las personas sujetas a proceso de investigación, como hasta el día de hoy ha sucedido, promueven juicios de amparo en los que reclaman la ilegalidad de los mandamientos de captura u órdenes de aprehensión, es un tema común que por lo general tomo mundo plantea”.

Se tiene conocimiento que dicho amparo se admitió por un juez federal con residencia en la Ciudad de México y que con sustento en el dicho por Javier Duarte de Ochoa se le concedió de manera provisional la suspensión de la ejecución de las órdenes de aprehensión libradas por los jueces de control del estado de Veracruz.

Dicha suspensión no es una concesión de amparo, no anula los procesos que se siguen en su contra ni mucho menos es una sentencia absolutoria, como se ha publicado en algunos medios de comunicación.

A la fecha la Fiscalía del estado de Veracruz no ha sido notificado de dicho juicio de amparo, ni de su admisión ni tampoco de la suspensión provisional que se le concedió a Javier Duarte de Ochoa en contra de las órdenes de aprehensión ya citadas.

Pero por la experiencia en todos los asuntos similares promovidos por exfuncionarios públicos en contra de las órdenes de aprehensión que han librado jueces de control del estado de Veracruz, ha sido a criterio de los jueces federales que para conceder la suspensión del acto que se reclama, se exige, por un lado, la exhibición de una garantía económica por parte del quejoso y por otro la obligación que se hace al quejoso, en este caso Javier Duarte, para que en un plazo no mayor a tres días comparezcan ante el juez de control a escuchar la imputación que se les formulará, a iniciar el debate de medidas cautelares y a escuchar la petición de vinculación a proceso; siendo que de no comparecer en este lapso la suspensión concedida deja de surtir efecto, situación que hasta este momento, insistimos, no nos ha sido notificada y por tal se está en espera de conocer dichos alcances.

Esta Fiscalía General del Estado también quiere señalar que tiene plena confianza en las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de la República, respeto de las cuales formuló imputación al exgobernador por la probable comisión de delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, dado que la audiencia de imputación cumplió con los objetivos y requerimientos necesarios establecidos por el Código Nacional de Procedimientos Penales en su artículo 311, es decir, se le hizo saber a Javier Duarte de Ochoa el hecho que se le atribuye, la calificación jurídica preliminar, la fecha, lugar y modo de la comisión del delito, la forma de intervención y quién lo acusa.

Por lo que hace al posible daño eso será materia de juicio, de investigación complementaria y de seguimiento del proceso.

“Hago un llamado respetuoso a la Procuraduría General de la República, para que a la brevedad, si ya las carpetas de investigación que se tienen por todas las denuncias que presentó la Auditoría Superior de la Federación por la probable comisión de diversos delitos sustentados en los desvíos de recursos públicos durante la pasada administración del gobierno de Veracruz, así como por la simulación de sus reintegros, si ya existen los datos que establezcan que se cometió un hecho delictivo y la probable comisión, así como la probabilidad de quiénes lo hayan cometido o participado, se ejercite ya la petición al juez de control para la conducción de estas personas a un proceso judicial, que ya no lo retarde más”.

También se pide, en relación a las denuncias que presentó la Cofepris, que desde hace meses fueron atraídas por la PGR, en relación a las carpetas de investigación que se siguen en contra de exfuncionarios de la pasada administración por la supuesta falsificación de pruebas de VIH, carpeta que se remitió por parte de la Fiscalía General del Estado, en ejercicio de la facultad de atracción de la PGR, con datos que ya sustentaban la comisión de un delito y la probabilidad de quiénes lo habrían cometido o participado en su comisión, respetuosamente se pide que la PGR ya solicite a un juez de control que emita los mandamientos correspondientes para hacer comparecer a proceso a estas personas.

Es importante resaltar que ante diversos comentarios en el sentido de que Javier Duarte de Ochoa sólo puede ser juzgado por los procesos penales que motivaron su extradición, debe considerarse que cualquier investigación que provenga de fechas anteriores a la detención, en Guatemala, de este personaje, no pueden verse restringidas o anuladas  por el llamado principio de especialidad que rige el tratado de extradición México-Guatemala y que por lo tanto se pudiera entender que Javier Duarte sólo pudiera ser sujeto a juicio en nuestro país por los delitos que sustentaron dicha extradición.

Ningún apartado del tratado internacional puede estar por encima de la Constitución y tampoco de la Convención Americana de los Derechos Humanos.

El derecho universal de acceso a la justicia y de las víctimas a la reparación total del daño no puede verse limitado por ningún ordenamiento establecido en un tratado de extradición.

La interpretación conforme, que en su momento se podrá hacer de esta limitante establecida en el tratado de extradición México-Guatemala y la ponderación de los derechos humanos consagrados en favor de las víctimas, tanto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como en la Convención Americana de los Derechos Humanos, me permite afirmar que tal restricción en el sentido de no poder enjuiciar por nuevos cargos a Javier Duarte de Ochoa, se debe declarar no aplicable.

“La justicia llegará a los veracruzanos, por favor tengan confianza”.