Xalapa, Veracruz, México, a lunes 28 de septiembre de 2020

Destapan a Ernesto Cordero para presidir al PAN

Destapan a Ernesto Cordero para presidir al PAN

Excélsior, 27 de mayo de 2013

Senadores calderonistas afinan proyecto; buscan relanzar al blanquiazul para que sea el principal partido de oposición

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de mayo.- Los senadores calderonistas impulsan a Ernesto Cordero para que compita por la presidencia nacional del PAN y realizan diversas reuniones para analizar los escenarios que permitan a este grupo ganar las elecciones de diciembre próximo.

Por lo pronto, este lunes está planeado que los 23 senadores que impulsan a Ernesto Cordero, y que ya son conocidos en el Senado como el G24, darán su respaldo a Cordero para que mantenga su palabra con Luis Miguel Barbosa, el coordinador de los senadores del PRD, para hablar de la propuesta de reforma político-electoral que anunciaron hace dos semanas.

Este grupo formado por Luis Miguel Barbosa y Ernesto Cordero tiene 46 votos, que si bien carecen de la suficiencia para cambiar la Constitución, pues en el Senado se requiere de 84 votos, tienen la fuerza suficiente para impedir que el PRI y la parte del PAN que está con el Pacto por México y su dirigente nacional Gustavo Madero concreten los cambios que buscan.

La semana pasada Jorge Luis Preciado, informó que la propuesta que se comprometieron a construir Ernesto Cordero y Luis Miguel Barbosa, desde su punto de vista, será parte de las iniciativas que serán analizadas por el Senado en el proceso de construcción de la reforma político-electoral, pero dejó en claro que está de acuerdo en que los consensos previos se construyan en el Pacto por México.

Pero en medio de la definición que tendrá los calderonistas y los perredistas en torno a la reforma político-electoral, existe la intención de varios de los calderonistas de impulsar a Ernesto Codero como su candidato a la presidencia nacional del PAN.

Cambio importante

De acuerdo con información recabada por Excélsior con senadores simpatizantes del calderonismo, la reciente diferencia con el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, demostró la urgencia de que el partido registre un cambio importante y vuelva a convertirse en el principal partido de oposición del país, y no en un instrumento del PRI para legitimarse.

Consultados sin grabadora de por medio, los senadores cercanos a la causa de Ernesto Cordero coincidieron en que todavía es muy temprano para comenzar estas definiciones; sin embargo, lo tienen ya como proyecto, porque en esta ocasión la elección del dirigente nacional será a partir del voto de todos los panistas, lo cual implicará que los interesados en la posición de Gustavo Madero tendrán que hacer proselitismo en todo el país para ganarse los votos de los panistas de base.

Hasta el momento, los dos grupos de panistas que tienen más presencia en los estados, con respaldos palpables de las bases son los maderistas, que están conformados por un conglomerado de pequeños grupos locales, así como los Yunques, que tienen presencia en diferentes estados, principalmente en Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Morelos.

Los calderonistas construyeron sus bases con los extintos panistas adherentes, figura jurídica que fue eliminada con el cambio de los estatutos.

El nuevo proyecto para que Cordero dirija al blanquiazul ahondará las diferencias con el grupo encabezado por el actual dirigente del partido, Gustavo Madero.

Hace una semana, Madero destituyó a Ernesto Cordero como líder parlamentario en el Senado.

Menos recursos

La salida de Cordero significó que los senadores afines al ex presidente Felipe Calderón dejarán de manejar discrecionalmente al menos 11.5 millones de pesos mensuales, correspondientes al presupuesto asignado para los 38 miembros del grupo parlamentario.

Pese a su destitución, Ernesto Cordero permanecerá como presidente de la Mesa Directiva del Senado, cargo que terminará el próximo 3 de agosto.

Las diferencias entre Madero y Cordero se ahondaron cuando el senador, con apoyo del PRD, presentó una iniciativa de reforma electoral, alterna a la negociada dentro del Pacto por México.

Después de la destitución de Cordero, Madero designó a Jorge Luis Preciado, como nuevo coordinador del PAN en el Senado.

Preciado militó en los primeros años de su vida política en el PRI, en el que fue líder del Frente Juvenil Revolucionario en Colima.

Tiene 40 años y es miembro activo del PAN desde 1996. Actualmente preside la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias y es secretario de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía.

Preciado destacó en la tribuna la semana pasada al proponer que el Ejército capacite a los grupos de autodefensa, los cuales, argumentó, no son anticonstitucionales.

Los 24 senadores panistas que dieron a conocer su apoyo a Ernesto Cordero, a través de una carta, dijeron en su momento que analizarían la posibilidad de crear una coordinación alterna a la designanda por Gustavo Madero Muñoz en el Senado de la República.