Xalapa, Veracruz, México, a jueves 04 de marzo de 2021

Desnutrición amenaza futuro de millones de niños que dependen de almuerzos escolares

Desnutrición amenaza futuro de millones de niños que dependen de almuerzos escolares

Agencia de Noticias RTV (ONU), 28 de enero de 2021

Naciones Unidas.- Unos 370 millones de niños en el mundo dejaron de recibir el 40% de los almuerzos escolares a partir de que las aulas se cerraron como parte de las medidas para contener la propagación del coronavirus, revela un nuevo estudio del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), divulgado este jueves.

Para muchos de esos niños, la comida que reciben en la escuela es su principal o única fuente de nutrición diaria, alerta el informe.

La directora ejecutiva de UNICEF señaló al respecto que pese a la evidencia clara de que las escuelas no son centros importantes de contagio de COVID-19, millones de niños sufren las numerosas consecuencias que implican sus cierres.

Priorizar la reapertura de las escuelas

“Los niños que dependen de las escuelas para su alimentación diaria no sólo están perdiendo una educación, sino también una fuente confiable de nutrición. A medida que respondemos a la pandemia y esperamos la distribución de la vacuna, debemos dar prioridad a la reapertura de las escuelas y tomar medidas para que sean lo más seguras posible, como que dispongan de agua potable y jabón”, dijo Henrietta Fore.

Según el estudio, durante la pandemia se han reducido un 30% los servicios de nutrición esenciales, incluidos los programas de alimentación escolar, suplementos de micronutrientes y promoción de la nutrición en países de ingresos bajos y medianos, así como programas para el tratamiento de la desnutrición grave en niños. Además, en algunos países los periodos de confinamiento conllevaron la cancelación de todos los programas escolares de alimentación.

David Beasley, director ejecutivo del PMA, afirmó que no tener acceso a los almuerzos escolares pone en peligro el futuro de millones de niños pobres en el mundo. “Corremos el riesgo de perder a una generación completa”, advirtió.

“Debemos apoyar a los gobiernos para que reabran las escuelas de manera segura y comiencen a alimentar a estos niños nuevamente. Para muchos, la comida nutritiva que reciben en la escuela es la única que recibirán en todo el día”, recalcó Beasley.