Xalapa, Veracruz, México, a viernes 25 de septiembre de 2020

Desesperación e impotencia deja Barry en Altotonga

Desesperación e impotencia deja Barry en Altotonga

, 21 de junio de 2013

Altotonga, Ver., 21 de junio de 2013.- El rostro de la desesperación y la impotencia de  saber que lo han perdido todo se fijó en los habitantes de la comunidad Juan Marcos, en Altotonga, ubicada a 90 minutos por automóvil de la cabecera municipal.

Aquí se respira desolación y dolor al ver colchones, enseres domésticos y ropa bajo el lodo. Limpiar y sacar todo lo posible será una tarea ardua.

Esta vez Tláloc no tuvo piedad y es que las viviendas asentadas en el lecho de un río que por años estuvo totalmente seco acabó con todo lo que estaba a su paso en cuestión de minutos.

Fue tanta la lluvia acumulada que la fuerza del caudal terminó sepultando varias viviendas y acabó con el escaso patrimonio de sus habitantes.

Los habitantes salvaron la vida de milagro porque la mayoría se encontraba fuera de casa al momento de la emergencia.

Con cubetas, palas o las propias manos los vecinos intentan recuperar lo que adquirieron con mucho esfuerzo y el pasar de los años. Niños y ancianos trabajan a marchas forzadas.

Quince personas de 10 familias de la comunidad Juan Marcos fueron alojadas en el albergue dispuesto por el DIF Municipal para su protección.

Restaurar con rapidez los accesos a las comunidades de Altotonga no es tarea sencilla debido a que en los caminos ocurrieron deslaves y roturas por socavaciones.

Entre más pasan las horas el número de daños aumenta debido a que el río Alseseca, que alimenta la región, ha crecido demasiado y representa un inminente peligro para las comunidades.

Olvidar la tragedia que significa quedarse sin vivienda en un abrir y cerrar de ojos es parte de lo que enfrentan ahora los habitantes de Altotonga.

error: Contenido protegido !!