Xalapa, Veracruz, México, a domingo 29 de noviembre de 2020

Combate al muérdago

, 1 de junio de 2015

Xalapa, Ver., 1 de junio de 2015.- El muérdago es una amenaza latente para los bosques. Se trata de una especie vegetal que depende de otras para vivir.

Los muérdagos pertenecen a la familia loranthaceae que reúne a unos 40 géneros agrupados en las subfamilias loranthoidae (muérdagos gigantes otropicales) y viscoidae (muérdagos enanos o templados).

En los bosques mesófilos de montaña o de niebla y en la extensa cobertura vegetal de la sierra veracruzana, el muérdago ha hecho de las suyas en grandes extensiones. La planta parásita ha debilitado y acabado con una gran población de árboles debido a su rápida proliferación.

Ante esta problemática, investigadores del Instituto de Ecología con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología dedicaron horas en laboratorio a desarrollar un producto orgánico, capaz de controlar la propagación de la parásita.

Curiosamente, la sustancia es generada por diferentes plantas de forma natural, así que fue estudiada y extraída por los científicos además de las cápsulas donde es transportada, un trabajo que duró alrededor de dos años.

Para llevar el compuesto a la planta parásita que en ocasiones se encuentra alturas superiores a los 30 metros de altura se solicitó el apoyo del Centro de Tecnología Avanzada, en Querétaro para crear un dispositivo especial que funciona como un rifle.

Se prepara el dispositivo, la mirada está puesta en el blanco, con la concentración se hace el primer disparo que acierta, y así se hace de manera continua hasta que la sustancia penetre a la parásita.