Xalapa, Veracruz, México, a sábado 31 de octubre de 2020

De España a Veracruz, gratitud permanente por su hospitalidad a nuestro pueblo emigrante: Rey Felipe VI de España

De España a Veracruz, gratitud permanente por su hospitalidad a nuestro pueblo emigrante: Rey Felipe VI de España

, 8 de diciembre de 2014

En el mismo escenario donde sus padres, los reyes Juan Carlos I y Sofía, estuvieron en 1978, el Rey Felipe VI comenzó este domingo en Veracruz su primer viaje iberoamericano como jefe de Estado de España, con un homenaje a los emigrantes españoles en México; consideró que su visita tiene el valor de dar el “cariño y reconocimiento” a la inmigración ibérica, sobre todo a la que llegó a México y Veracruz, y también el de expresar la “gratitud permanente” de España a la hospitalidad de la entidad y el país.

En presencia del gobernador Javier Duarte de Ochoa, el Monarca entregó las medallas de Honor de la Emigración Española al Círculo Mercantil Español en Veracruz, fundado hace 150 años, y a la Sociedad Española de Beneficencia de esta misma localidad costera, en la cual este lunes comienza la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Tras visitar una exposición fotográfica sobre la emigración ibérica durante el siglo XX, el Rey presidió un emotivo acto en el Salón de los Espejos de la sede del Círculo Mercantil, un edificio del siglo XIX en el que se congregaron descendientes de emigrantes asentados en territorio veracruzano, españoles y autoridades locales.

En su primer discurso de los tres que pronunciará durante su estancia en el puerto, Felipe VI aseguró que estos españoles y mexicanos reconocidos el día de hoy, encaran el ideal iberoamericano de José Vasconcelos, maestro de la renovación educativa en el país.

En este sentido, afirmó que “esa dimensión universal del emigrante, de los hombres y mujeres que se separan valerosamente de raíces y seres queridos en busca de nuevas oportunidades, merece todo el respeto, admiración y aprecio”.

De manera emotiva, recordó el “inmenso acierto” que tuvieron las dos entidades distinguidas con la Medalla de Honor en su categoría de Oro, al “abrirse a la sociedad veracruzana fomentando la convivencia y enraizándose en el generoso tejido social mexicano”.

Comentó que esa extraordinaria historia ha dado un vínculo más, humano y profundo, a la intensa relación fraternal entre México y España, al tiempo que subrayó el “reconocimiento activo que España hace de sus emigrantes”.

Finalmente, manifestó que es emocionante pensar que en 1885 este mismo Casino Español, como se le conoce popularmente, prestó ayuda a las provincias peninsulares del sur de España afectadas por terremotos, al tiempo que saludó y reconoció el admirable espíritu solidario que impulsó, en Veracruz, la creación de la Sociedad de Beneficencia, que hoy día sigue ayudando a los más necesitados.

En el acto estuvieron presentes, el canciller del Gobierno español, José Manuel García-Margallo, los secretarios de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia Aldaz, y general española de Inmigración y Emigración, Marina del Corral Téllez; los presidentes del Círculo Mercantil Español, Ramón Francisco Fuster, y la Sociedad Española de Beneficencia, Manuel Caramés; así como el alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil.