MÁSNOTICIAS MÁSNOTICIAS

Dan a migrantes alimentos, ropa, calzado y les llevan música

Dan a migrantes alimentos, ropa, calzado y les llevan música

Por: Notimex | 07 Nov, 2018

Por Arturo Rodrigo Moreno

México, 7 Nov (Notimex).- Entre las carpas donde duermen los migrantes centroamericanos que llegaron a la Ciudad de México, el cantante Rubén Albarrán caminó transmitiendo su mensaje de aliento y reconociendo a éste como un movimiento natural de la humanidad.

En los pasillos formados entre las carpas instaladas en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, el artista expresó que “los admiramos por su valentía, por su fortaleza, por su energía, por el movimiento; porque es movimiento natural, como seres humanos nacimos caminando y estos ríos humanos siguen sucediendo”.

Al interior de la Ciudad Deportiva, donde los migrantes cuentan con servicios médicos y alimentos, el cantante de la banda de rock Café Tacuba consideró que “la humanidad ahí está y todos los gobiernos deberían actuar con humanidad”.

Dándose tiempo para cantar “Olita de altamar” y “Las flores” ante la expectación de los migrantes hondureños y salvadoreños que se albergan en este punto, reflexionó que muchas de esas personas no tendrían que abandonar su tierra y si lo hacen es porque no encuentran en su lugar de origen una vida armoniosa.

En este lugar, donde también se les proporciona ropa y calzado, con la presencia de observadores de derechos humanos y con la vigilancia de la policía capitalina, se tiene instalado un espacio que ofrece las tres comidas del día.

Este miércoles a la hora de la comida un conjunto de mariachis, un grupo musical representativo de la tradición mexicana, amenizó el momento para los migrantes que formados esperaban su turno para recibir sus alimentos.

Ataviados en traje negro, y su vocalista con un saco azul, entonaron canciones como “El rey” y “Mi querido viejo”, moviendo los sentimientos de los asistentes, quienes a pesar de venir de tan lejos entonaban entre ellos algunas estrofas de esas canciones.

El repertorio de los mariachis lo completaron “Como quien pierde una estrella” y “Mátalas”, que acompañaron la comida de los migrantes, en su mayoría compuesta por hot dogs y una bolsa de papas fritas.

El color de la tarde también lo trajo un grupo de personas transexuales que acompaña la caravana, cuyos integrantes marcharon por los pasillos de esta Ciudad Deportiva enarbolando una bandera multicolor.

Para “María”, la caravana de migrantes fue la que unió a las diversas personas que marcharon desde Honduras y otras partes de Centroamérica para reunirse con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Opinó que la discriminación no se siente dentro de la caravana, “se siente más afuera”, y puntualizó que “somos una comunidad, igual que muchas que pedimos respeto”.