Xalapa, Veracruz, México, a domingo 07 de marzo de 2021

Cúrcuma y resveratrol tienen potencial terapéutico contra epilepsia

Cúrcuma y resveratrol tienen potencial terapéutico contra epilepsia

Agencia de Noticias RTV (UV), 15 de febrero de 2021

Xalapa, Ver.- Isaac Zamora Bello, primer egresado de la Maestría en Laboratorio Clínico (MLC) de la Universidad Veracruzana (UV), evaluó en ratas Wistar el efecto anticonvulsivo de la cúrcuma longa y el resveratrol en el estado epiléptico: con base en los resultados obtenidos determinó que ambos antioxidantes pueden tener potencial terapéutico a futuro. 

El 8 de diciembre de 2020, Isaac Zamora presentó de manera presencial su examen de grado, dentro del cual destacó la innovación y aporte de su investigación básica titulada “Evaluación del efecto anticonvulsivo de la cúrcuma y el resveratrol, y de su repercusión sobre los parámetros bioquímicos y hematológicos en la rata”. 

Dicho estudio fue dirigido por Eduardo Rivadeneyra Domínguez, director de la Facultad de Química Farmacéutica Biológica (QFB) región Xalapa y coordinador de la MLC, y Juan Francisco Rodríguez Landa, investigador del Instituto de Neuroetología. 

El egresado de este posgrado profesionalizante, quien además es docente por horas de la Facultad de QFB, comentó que la epilepsia es un trastorno del sistema nervioso central y no una enfermedad neurodegenerativa propiamente, pues no sólo hay pérdida de neuronas sino una generación de éstas (neurogénesis) después de sufrir crisis epilépticas. 

Hasta el momento la epilepsia no tiene cura, y generalmente se indica el uso prolongado de fármacos antiepilépticos como: ácido valproico, carbamacepina y fenitoína que, a largo plazo, puede causar daños a nivel hepático y renal. 

Por esta razón, es necesario el estudio de sustancias naturales que eviten el desarrollo de efectos adversos como consecuencia del consumo de fármacos. 

En este sentido, la cúrcuma longa y el resveratrol son antioxidantes y polifenoles, es decir, compuestos de origen natural con efectos saludables sobre el sistema nervioso, que reducen el daño de estrés oxidativo. 

“Muchas de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, Parkinson y trastorno de epilepsia, generan estrés oxidativo y dañan las neuronas.” 

Dio a conocer que ya había antecedentes de estas plantas a las que se les atribuyen propiedades medicinales antiinflamatorias y antimicrobianas. 

La cúrcuma, por ejemplo, se consume en India y en el sureste de Asia desde hace mucho tiempo; y el resveratrol en la zona del Mediterráneo, ya que se encuentra principalmente en las uvas. 

Por tanto, uno de los objetivos primordiales de la investigación fue evaluar una administración crónica de 35 días en ratas de la cepa Wistar, sobre todo del funcionamiento hepático y renal para comprobar si estas sustancias generaban algún daño en los órganos vitales. 

Para ello, ocuparon una dosis baja y alta de cúrcuma y resveratrol, y se observó que ambos retrasaron la aparición de las crisis convulsivas, lo cual se traduce como un efecto antiepiléptico. 

Durante este periodo de administración no se encontró ningún daño, por lo que su consumo es seguro, “ésa es una de las ventajas que tiene contra algunos fármacos”, aseguró. 

Asimismo, durante la generación del estado epiléptico se vio que el número de crisis se redujo significativamente respecto al control en grupos de cúrcuma y resveratrol, lo cual podría ser indicio de su potencial terapéutico a futuro. 

El Maestro en Laboratorio Clínico comentó que en la parte experimental trabajó en colaboración con la Clínica Universitaria de Salud Reproductiva y Sexual (CUSRS) de la UV, donde se llevó a cabo el procesamiento de las muestras en equipos automatizados de bioquímica y hematología. 

Actualmente, dijo, es necesario continuar en la indagación de los mecanismos propios de la cúrcuma y el resveratrol, pues aún son parcialmente conocidos. 

“Se sabe que pueden llegar al sistema nervioso central después de media hora o una hora a partir de su consumo; sin embargo, el mecanismo falta ser dilucidado”, enfatizó. 

Al hablar sobre la pertinencia y aporte científico de la investigación, Isaac Zamora subrayó que su innovación radica en el suministro de los antioxidantes, en el modelo empleado para inducir las crisis epilépticas, así como en la evaluación de las pruebas bioquímicas y hematológicas. 

“Me siento muy contento, realmente la ciencia es muy difícil porque al iniciar un proyecto creemos que todo saldrá en línea recta y, por el contrario, nos enfrentamos a obstáculos que van entorpeciendo o bloqueando el camino.” 

En este sentido, resaltó la importancia de los resultados de su estudio pues podrían dar pauta al desarrollo de una investigación clínica propiamente, y así mejorar la calidad de vida de los pacientes con epilepsia. 

Sobre la MLC, agregó sentirse muy orgulloso de ser el primer egresado de este posgrado, el cual se caracteriza por la calidad de los profesores que lo imparten, tanto de la UV como de otros organismos públicos, entre ellos: Instituto Politécnico Nacional, Instituto Mexicano del Seguro Social, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y Universidad Nacional Autónoma de México, quienes también tienen experiencia laboral dentro del sector salud. 

“Es una muy buena oportunidad para los químicos que trabajan en el sector salud de poder continuar con sus estudios y prepararse, ya que todos requerimos actualizarnos y adaptarnos a los cambios científicos y tecnológicos.” 

Respecto a sus proyectos a futuro, dijo que desea continuar en el desarrollo de esta línea de investigación y mejorar el modelo, principalmente conocer más acerca del mecanismo que puede llegar a tener la cúrcuma y el resveratrol a nivel de sistema nervioso central. 

También, poder medir la cantidad de antioxidantes que se pueden encontrar a nivel sistémico después de la administración de esas sustancias. 

Resaltó que gracias a este trabajo logró participar el año pasado en el XX Congreso Nacional de Química Clínica y Medicina de Laboratorio, en la modalidad de cartel; y en el Congreso Internacional Virtual de Neurociencias, donde fue bien aceptado. 

Actualmente trabaja en unas propuestas para comunicación corta y artículo original, que espera sean publicadas en revistas internacionales de alto impacto. 

Por último, hizo una invitación a las personas interesadas en cursar esta maestría para que estén atentos a la convocatoria que la UV emitirá a partir del 25 de febrero. 

Claudia Peralta