Xalapa, Veracruz, México, a domingo 24 de enero de 2021

Cumbre Tajín y el Centro de las Artes Indígenas, presentes en el Festival Raíces de la Tierra

Cumbre Tajín y el Centro de las Artes Indígenas, presentes en el Festival Raíces de la Tierra

, 16 de noviembre de 2014

Papantla, Ver., 16 de noviembre de 2014.- Guadalupe Lobato Aldana y Ramón Santiago, integrantes de la Casa del Arte de Sanar del Centro de las Artes Indígenas (CAI), participan en el Festival Raíces de la Tierra que se lleva a cabo en el Parque Callejones, ubicado en la 6ª Región de Chile, donde comparten la cosmovisión totonaca con representantes de diferentes pueblos originarios por medio de curaciones tradicionales y charlas acerca de la sanación, las limpias y la magia femenina.

El Festival es realizado anualmente en Chile desde hace seis años y en Estados Unidos y México desde hace más de 40. La idea original surgió en los años 70, de la visión de Reymundo Tigre Pérez, un médico tradicional que creció en Texas y que estuvo vinculado a la espiritualidad nativa de los Diné o Navajos (Reserva de la Montaña Grande) y de los Lakotas (Rosebud Sicangu Oyate).

A lo largo de su vida, este hombre se dedicó a preservar e impulsar la espiritualidad de los pueblos americanos, indígenas y mestizos; también reunió a abuelos y abuelas de todo el continente americano para rezar juntos por la Madre Tierra y por la humanidad en sus propias lenguas.

La parte espiritual del Festival Raíces de la Tierra se lleva a cabo en una Kiva, modelo de construcción indígena que consiste en una excavación circular. Ahí, los celebrantes elevan plegarias de sanación y agradecimiento alrededor del fuego sagrado que permanece encendido a lo largo de los días que duran las actividades; con ello se busca que los portadores indígenas transmitan el conocimiento nativo a toda la sociedad.

Este es el cuarto año consecutivo que el Festival Cumbre Tajín y el CAI son invitados a participar en este importante suceso que se ha perfilado como un encuentro de sabios indígenas, con el fin de abrir el camino para replicar en Chile el modelo del Centro, que fue incluido en 2012 en la lista de Mejores Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).