Xalapa, Veracruz, México, a jueves 01 de octubre de 2020

Cobran $179 millones por no dar clases; profesores de Michoacán y Guerrero

Cobran $179 millones por no dar clases; profesores de Michoacán y Guerrero

Excélsior, 5 de julio de 2013

Los gobiernos de Michoacán y Guerrero pagaron 178.6 millones de pesos en los salarios de 17 mil 500 profesores por hasta 40 días que dejaron sin clases a casi medio millón de alumnos de educación básica, de marzo a mayo, pese a que por ley debieron aplicarse sanciones salariales.

Los maestros de esos dos estados debieron enseñar conocimientos de civismo, español, matemáticas, historia y geografía, programados para ese periodo escolar, pero no lo hicieron por participar en marchas, mítines y bloqueos carreteros en protesta por la Reforma Educativa.

Hoy termina el ciclo escolar y se desconoce si los profesores repusieron o repondrán las horas perdidas de clases, porque ninguna autoridad estatal educativa lo ha informado.

Cada profesor gana en promedio ocho mil pesos mensuales, de acuerdo con el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo.

La Secretaría de Educación de Michoacán reportó que alrededor de 15 mil maestros participaron en la suspensión de labores durante 38 días, lo cual equivale al pago de 152 millones de pesos en salarios por no haber asistido a las aulas.

Además, según la Secretaría de Educación de Guerrero, dos mil 500 docentes participaron en el paro durante 40 días, lo cual equivale a 26.6 millones de pesos en el pago de sueldos sin dar clase.

“Es una tragedia, porque no hay consecuencia para las cúpulas sindicales ni los maestros que dejaron a los niños sin clases”, lamentó el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González.

El presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, dijo que “es muy grave” que casi medio millón de estudiantes de educación básica terminen con rezago. Sin embargo, informó que el sindicato no puede obligar a los maestros a que repongan las horas.

Les pagaron 179 mdp aunque no trabajaron

Juan Díaz de la Torre aclaró que el gremio no puede obligar a los maestros a  reponer las horas, pues eso le compete a los gobiernos de los estados.

Se ausentaron más de un mes de las aulas, pero no les descontaron ni un peso. Más de 17 mil 500 profesores de Guerrero y Michoacán que participaron en los paros magisteriales de marzo a mayo del presente año recibieron 178.6 millones de pesos en sueldos íntegros de 40 días sin dar clases.

Los maestros que debían enseñar conocimientos de civismo, español, matemáticas, historia o geografía programados para ese periodo escolar dejaron fuera de las escuelas a casi medio millón de estudiantes de educación básica, debido a las marchas, mítines y bloqueos carreteros que efectuaron en rechazo a la Reforma Educativa constitucional.

Pero su ausencia no generó ningún descuento en su salario. Los gobiernos de ambas entidades pagaron las quincenas completas a los profesores paristas, en vez de aplicar el proceso administrativo que por ley debían haber hecho para sancionar a los que se ausentaron de las aulas.

Datos del Observatorio laboral de la Secretaría del Trabajo indican que en promedio un maestro gana al mes 8 mil pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Educación de Guerrero, dos mil 500 docentes participaron en el paro laboral durante 40 días, lo cual equivale a 26.6 millones de pesos en el pago de sueldos sin dar clase.

En tanto, la Secretaría de Educación de Michoacán reportó que alrededor de 15 mil maestros participaron en la suspensión de labores durante 38 días, lo cual equivale al pago de 152 millones de pesos en salarios por no haber asistido a las aulas.

Hoy termina el ciclo escolar y hasta ahora se desconoce si los profesores repusieron o repondrán las horas perdidas de clases, porque ninguna autoridad educativa de esos estados ha informado si hubo actividades extra, ni tampoco indicaron si darán clases, pese al inicio de las vacaciones de verano.