Xalapa, Veracruz, México, a martes 29 de septiembre de 2020

China quiere más inversión mexicana

China quiere más inversión mexicana

Excélsior, 31 de mayo de 2013

El presidente de China, Xi Jinping, airma que visitará México para impulsar negocios, y se dice abierto a una zona de libre comercio

El presidente de China, Xi Jinping, quien estará en México del 4 al 6 de junio próximos, llamó a los empresarios mexicanos a incrementar su presencia en este país asiático, al ofrecerles certeza y asegurar que su gobierno facilitará las inversiones, protegiendo “los derechos e intereses legítimos de los capitales extranjeros”, con un marco jurídico y político “más abierto y transparente, un marco administrativo más eficiente y regularizado, así como un mercado de competencia equitativa” para las empresas mexicanas.

En entrevista con Excélsior, el mandatario chino detalló que durante su visita los dos gobiernos “solucionarán la cuestión de la exportación de la carne de cerdo mexicana a China”, y señaló que su comitiva de empresarios tiene el objetivo de “fomentar la asociación a nivel sectorial y explorar el mercado mexicano”.

Al respecto, precisó que su gobierno impulsa una mayor presencia de las grandes empresas de su país en el rubro de infraestructura, al tiempo que alienta la cooperación estratégica entre las compañías de ambos países en las áreas minera, energética, manufacturera, agrícola y de telecomunicaciones.

Xi Jinping, en la entrevista concedida de manera conjunta a este diario y a medios de Costa Rica y Trinidad y Tobago –países que visitará antes de su llegada a territorio mexicano– calificó a México como un importante socio de inversión y cooperación de China en América Latina, y destacó el aumento en el monto de sus inversiones en el país.

El año pasado, el volumen del comercio bilateral superó los 62 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras oficiales del gobierno mexicano. Sin embargo, la balanza comercial reflejó un importante superávit para China, con un monto de exportaciones cercano a los 57 mil millones de dólares, contra sólo cinco mil 700 millones de dólares en mercancías enviadas de México a ese mercado asiático. Las estadísticas oficiales chinas, sin embargo, distan de esas estadísticas, pues cifran el intercambio comercial en 36 mil 710 millones de dólares.

Aunque los datos varían, funcionarios del gobierno chino admiten ese desequilibrio comercial. Es por ello que, en la entrevista, Xi Jinping aseguró que “la parte china nunca tiene el plan de buscar el superávit en el comercio bilateral, encontrándose en la disposición de aunar esfuerzos con la parte mexicana” y “equilibrar activamente la balanza comercial”. Incluso fue más allá, al asegurar que “en caso de que la parte mexicana proponga abordar la creación de una zona de libre comercio con China, la parte china está dispuesta a reforzar la posibilidad de cooperación con la parte mexicana al respecto”.

Al hablar del “sueño chino”, Xi Jinping puntualizó que la materialización de éste implica una oportunidad y no una amenaza; consiste, dijo, en “persistir en el camino del socialismo con características chinas”, un camino que han recorrido durante más de 30 años y que continuarán “sin vacilación ni titubeos”, pues se trata, prosiguió, de aglutinar la sabiduría y la fuerza de los poco más de mil 300 millones de chinos, y aprovechar su espíritu de patriotismo, reforma e innovación.

A continuación, la entrevista completa con Xi Jinping, quien recién el 14 de marzo asumió el poder del país con la economía más grande del continente asiático, además de que es el segundo socio comercial de México, con un mercado de mil 340 millones de habitantes.

— ¿Cuál es el significado que tiene su gira por la región de América Latina y el Caribe? ¿Cuáles son las expectativas que tiene con respecto del desarrollo de las relaciones con los países de la región?

— Durante mi mandato como vicepresidente de la República Popular China visité en dos oportunidades anteriores, respectivamente en 2009 y 2011, la región de América Latina y el Caribe, cuyo pueblo hospitalario y afectuoso me ha dejado profundas impresiones.

“Siendo mi primer viaje por la región después de asumir la Presidencia de la República, esta gira tiene como propósito ahondar la amistad tradicional y ampliar la cooperación mutuamente beneficiosa entre China y Latinoamérica y el Caribe. Durante la visita efectuaré profundos intercambios de opiniones con los dirigentes de estos tres países, a fin de reforzar las relaciones tanto en lo bilateral como entre China y toda la región, a la par de tener amplios contactos con los representantes de los distintos sectores sociales de estos países. Estoy seguro de que la visita imprimirá un enérgico impulso al mayor desarrollo de la Asociación de Cooperación Integral entre China y América Latina y el Caribe, caracterizada por la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo compartido.

“La íntima amistad borra la distancia. Pese a la lejanía entre China y la región, nuestra amistad data de tiempos lejanos. Siglos atrás, los pioneros del comercio chino-latinoamericano abrieron la Ruta Marítima de Seda, que se convirtió en una importante vía comercial para conectar el hemisferio oriental con el occidental. Al cruzar el umbral del nuevo siglo, frente a la compleja y cambiante situación internacional, ambas partes siempre se adhieren al desarrollo común como el hilo conductor, y a la luz de los principios de igualdad y beneficio mutuo han hecho esfuerzos mancomunados que permiten un desarrollo sustantivo de los lazos sino-latinoamericanos.

“En lo político, China y Latinoamérica han reciprocado comprensión y respaldo en los temas transcendentales tocantes a sus respectivos intereses vitales, así como en el proceso de explorar el camino de desarrollo acorde con realidades nacionales propias, de forma que se consolida constantemente la confianza mutua en lo estratégico. En lo económico, la cooperación sustancial ha rendido fructíferos resultados con beneficios tangibles para nuestros pueblos. Con un intercambio comercial entre China y la región que totalizó los 261 mil 200 millones de dólares en 2012, China ya se convirtió en el segundo socio comercial de América Latina, en tanto que ésta figura como la región del mundo que experimenta el más rápido crecimiento en las exportaciones hacia China. En términos acumulativos, las inversiones chinas en la región ya suman cerca de 65 mil millones de dólares, generando cuantiosos empleos locales.

“En la arena internacional, las dos partes han reforzado su coordinación y colaboración, gracias a la cual los intereses fundamentales de ambas partes y los de todos los países en vías de desarrollo se ven efectivamente resguardados. Además, China y la región exploran activamente la posibilidad de llevar a cabo una cooperación general China-América Latina y el Caribe, con miras a complementarse con sus ventajas y construir una mejor plataforma para llevar adelante su Asociación de Cooperación Integral.

“China y Latinoamérica comparten el mismo pensamiento en pos del desarrollo común, uniéndose por una creciente convergencia de aspectos comunes tanto en las experiencias de gobernanza como en los asuntos internacionales. Los hechos se han encargado de demostrar y seguirán comprobando que el desarrollo de nuestras relaciones es uno basado en la apertura, la inclusión, la cooperación y la ganancia compartida, de manera que no sólo corresponde a los intereses comunes de nosotros mismos, sino que también contribuye a la paz, la estabilidad y la prosperidad a nivel regional y mundial.

“De cara al futuro, estamos dispuestos a trabajar junto con los países de la región para promover sin cesar la Asociación de Cooperación Integral en mejor beneficio de nuestros pueblos. Confío plenamente en las perspectivas prometedoras de las relaciones sino-latinoamericanas y caribeñas.”

— ¿Cómo aprecia el desarrollo de las relaciones bilaterales entre China y México?

— Siendo por igual países de mercado emergente y grandes naciones en desarrollo, China y México son socios estratégicos que se ofrecen entre sí importantes oportunidades de desarrollo. En el marco de su visita a China y asistencia a la Conferencia Anual del Foro de Boao para Asia, el pasado abril, el presidente Enrique Peña Nieto y yo sostuvimos una grata conversación, llegando a importantes coincidencias. A dos meses de aquella visita, iniciaré en breve una Visita de Estado a México. El intercambio de visitas mutuas de alto nivel en tan corto lapso deja constancia de la alta prioridad que ambas partes comparten en las relaciones binacionales.

“A lo largo de los 41 años transcurridos a raíz del establecimiento de relaciones diplomáticas sino-mexicanas, especialmente desde la creación de la Asociación Estratégica en 2003, se han logrado avances sustanciales en el desarrollo de los vínculos bilaterales, en tanto que nuestra cooperación de beneficio mutuo en los diversos terrenos se profundiza día a día, trayendo a los dos pueblos tangibles beneficios. Las relaciones sino-mexicanas tienden a adquirir un creciente carácter estratégico y global, que se traduce también en la estrecha comunicación y concertación en las cuestiones internacionales de relevancia, así como en los esfuerzos por promover la evolución del orden y sistema internacionales hacia un rumbo justo y razonable. El desarrollo de las relaciones sino-mexicanas ha desempeñado un importante papel en pro de la paz y la estabilidad mundiales.

“Estoy a la expectativa de intercambiar opiniones con el presidente Peña Nieto sobre la profundización de la cooperación sustancial bilateral en el marco de esta visita, a fin de elevar las relaciones binacionales a nuevas alturas”.

— ¿Cuáles son los mecanismos y medidas que la parte china piensa adoptar para equilibrar el comercio bilateral entre China y México? ¿En qué sectores mexicanos desea la parte china aumentar sus inversiones? ¿Cuáles son las políticas que la parte china va a tomar para estimular las inversiones de las empresas mexicanas en China? ¿Cuáles son las áreas susceptibles de una mayor apertura mutua?

— En los últimos años se ha venido profundizando la cooperación comercial entre China y México, logrando sin cesar renovados éxitos. China ya es el segundo socio comercial de México a nivel global, siendo éste el segundo socio más importante que tiene China en América Latina. Las inversiones mutuas también se aumentan de forma paulatina, a la vez que se ensanchan de continuo las áreas de la cooperación.

“La parte china nunca tiene el plan de buscar el superávit en el comercio bilateral, encontrándose en la disposición de aunar esfuerzos con la parte mexicana en aras de explorar las potencialidades de nuestro comercio, ampliar el volumen comercial, optimizar su estructura, así como equilibrar activamente la balanza comercial.

“En los últimos años se observa una creciente tendencia de la diversificación de las exportaciones mexicanas a China, traducida en la entrada en el mercado chino de cada vez más productos mexicanos como aparatos electrónicos y de telecomunicaciones, crudo, automóviles, cerveza, y productos agrícolas como arepa (tortillas de maíz) y aguacate.

“En el marco de mi visita, ambas partes solucionarán la cuestión de la exportación de la carne de cerdo mexicana a China (la autorización de plantas de procesamiento; hasta octubre del año pasado se habían autorizado cuatro y había algunas otras en proceso), en tanto que la parte china organizará una misión empresarial que vendrá a México con el objetivo de fomentar la asociación a nivel sectorial y explorar el mercado mexicano. Asimismo, damos la bienvenida a la participación de delegaciones mexicanas en las ferias comerciales que China organiza, de manera que se incremente el conocimiento sobre el mercado chino y se haga mejor promoción de los productos mexicanos que se adecuan a la demanda de los consumidores chinos.

“México es un importante socio de inversión y cooperación que tiene China en América Latina. China ha venido aumentando el volumen de sus inversiones en México, ampliando de continuo las áreas de las inversiones. El gobierno chino sigue incentivando y apoyando una mayor presencia de grandes empresas chinas en la construcción de infraestructura de México, a la vez que favorece la cooperación sustancial entre las empresas de ambos países en los ámbitos de la minería, energías (incluidas las nuevas y las renovables), manufactura, telecomunicaciones y agricultura, a fin de crear sin cesar nuevos puntales del crecimiento de las inversiones.

“A partir de la incorporación de China a la Organización Mundial del Comercio en 2001, China ha cumplido plenamente sus compromisos, alcanzando un nivel de apertura de mercado cercano al promedio de los países desarrollados. En la actualidad, los flujos de las inversiones extranjeras han entrado en la mayoría de los sectores de la agricultura, manufactura y servicios. Nos proponemos aplicar una estrategia de apertura más activa, con miras a impulsar una apertura al exterior más amplia, de mayor alcance y a nivel superior, para orientar las inversiones extranjeras hacia la agricultura moderna, las tecnologías altas y nuevas, la manufactura avanzada, el ahorro energético, la protección medioambiental, las nuevas energías y la industria de servicios moderna, entre otras áreas.

“La parte china da la bienvenida a las empresas mexicanas a aumentar sus inversiones en China, a la vez que seguirá promoviendo la facilitación de las inversiones y protegiendo los derechos e intereses legítimos de las empresas de capital extranjero, en creación de un entorno jurídico y político más abierto y transparente, un marco administrativo más eficiente y regularizado, así como un mercado de competencia equitativa para las empresas inversoras extranjeras, incluidas las mexicanas”, agregó.

— ¿Cómo evalúa la posibilidad de suscribir un Tratado de Libre Comercio entre China y México?

— China ha firmado los tratados de Libre Comercio con Chile, Perú y Costa Rica, los cuales han jugado un papel relevante en aras de promover el intercambio comercial y las inversiones entre China y estos tres países. También ha iniciado una investigación conjunta con Colombia sobre la viabilidad de una Zona de Libre Comercio entre ambos países. En caso de que la parte mexicana proponga abordar la creación de una Zona de Libre Comercio con China, la parte china está dispuesta a reforzar la posibilidad de cooperación con la parte mexicana al respecto.

— ¿Puede detallar la importancia que tiene el XII Plan Quinquenal de China para el desarrollo del país?

— En los últimos tres decenios, China ha conquistado logros espectaculares en el proceso de la reforma y apertura, traducidos en un crecimiento económico medio anual que roza el diez por ciento y una elevación importante del poderío nacional integral, de forma que el país ya se convierte en la segunda economía mundial en términos del Producto Interno Bruto (PIB). Al mismo tiempo, se vuelven más acusados los problemas del desequilibrio, la descoordinación y la insostenibilidad del desarrollo de China. En 2011, China elaboró el XII Plan Quinquenal para la Economía Nacional y el Progreso Social, que tiene como tema central el desarrollo de carácter científico, siendo su hilo conductor la aceleración del cambio de la modalidad del desarrollo económico y proponiendo el objetivo del crecimiento medio anual del PIB del siete por ciento, lo cual da a entender que no nos concentramos meramente en procurar una alta velocidad del crecimiento económico, sino que nos enfocamos más en la calidad y rentabilidad del crecimiento.

“Al optimizar la estructura económica, redoblaremos esfuerzos en ampliar la demanda interna e incentivar el consumo, con miras a impulsar el desarrollo paralelo del consumo, la exportación y la inversión en potenciación de la economía.

“El XII Plan Quinquenal también exige mayores esfuerzos por elevar la capacidad innovadora y fomentar un desenvolvimiento económico más dependiente de la fuerza impulsora de la innovación científico-tecnológica, a fin de convertir la marca ‘hecho en China’ en ‘creado en China’.

“El XII Plan Quinquenal propone insistir en tomar la garantía y la mejora de las condiciones de vida del pueblo como punto de partida y destino de la aceleración de la transformación de la modalidad del crecimiento económico, así como lograr un crecimiento medio anual por encima del siete por ciento en materia de los ingresos per cápita disponibles de la población urbana y los ingresos netos de la población rural, a fin de alcanzar o incluso superar el nivel del desarrollo económico. Incrementaremos en mayor medida los gastos en educación, sanidad, garantía social, del empleo y la vivienda, de manera que los frutos del desarrollo puedan beneficiar de forma más ampliada y equitativa a toda la población.

“El XII Plan Quinquenal propone además la creación del concepto del desarrollo ecológico, circulatorio y bajo en carbono, que consiste en poner énfasis en el ahorro energético y la reducción de las emisiones, acelerar la construcción de una sociedad economizadora de recursos y respetuosa con el medio ambiente, con miras a fomentar la coordinación entre el desarrollo económico-social y la población, los recursos y el medio ambiente en aras de dar continuidad al camino de desarrollo sostenible.

“En la actualidad se presenta un panorama general favorable para el desarrollo económico de China. Primero, el ritmo del crecimiento tiende a estabilizarse, siendo el crecimiento del PIB de 7.8 por ciento en 2012, y de 7.7 por ciento en el primer trimestre de este año. Segundo, se han logrado resultados positivos en el cambio de la modalidad del crecimiento económico y el reajuste de la estructura económica, elevándose notablemente el papel impulsor de la demanda interna, especialmente la del consumo para el crecimiento económico, acompañado por la aceleración de la actualización de la estructura sectorial.

“Tercero, el empleo se mantiene estable, en tanto que han aumentado los ingresos del pueblo. En 2012 se crearon 12 millones 660 mil puestos de trabajo en las ciudades y poblados. Los ingresos per cápita disponibles de la población urbana y los ingresos per cápita en efectivo de la población rural acrecentaron un 9.6 y 10.7 por ciento respectivamente. Cuarto, el nivel de precios y el precio inmobiliario se mantienen estables. En 2012, el Índice de Precios al Consumidor registró un crecimiento del 2.6 por ciento con respecto al año anterior.

“Siendo el mayor país en vías de desarrollo del mundo, China sigue enfrentando no pocas dificultades y desafíos en su camino de avance. A fin de garantizar una buena vida a todos los chinos, nos hace falta realizar arduos y prolongados esfuerzos. Seguiremos invariablemente la reforma y apertura, concentrándonos en llevar a buen término nuestras tareas, a la vez de realizar cooperaciones amistosas con los diversos países del mundo en promoción continua de la modernización a través de la reforma y apertura. Nos sentimos pletóricos de confianza de cara al futuro.”

— ¿Cómo va a materializar su país el sueño chino?

—El pueblo chino ha sobrellevado múltiples penalidades y tribulaciones a lo largo de la historia, luchando infatigablemente por su autofortalecimiento, sin abandonar nunca sus aspiraciones y búsquedas en pos de sueños dorados. El sueño chino de la gran revitalización de la nación china ha sido la aspiración consecuente del pueblo chino en la época moderna.

“En la nueva época histórica, la esencia del sueño chino consiste en la prosperidad del país, la revigorización de la nación y el bienestar del pueblo. Nuestro objetivo pasa por duplicar el PIB y los ingresos per cápita de la población urbana y rural para el año 2020 con respecto al nivel de 2010, a fin de consumar la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada, y construir para mediados del siglo presente un país socialista moderno, próspero, poderoso, democrático, civilizado y armonioso en materialización del sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

“La materialización del sueño chino precisa persistir en el camino del socialismo con características chinas, un camino que llevamos más de 30 años siguiendo, y que a lo largo de la historia ha demostrado ser un camino correcto acorde con las condiciones nacionales de China y conducentes a la prosperidad nacional y el bienestar del pueblo, por lo cual daremos continuidad a este camino sin vacilación ni titubeos.

“La materialización del sueño chino demanda hacer valer el espíritu chino, aprovechando el espíritu nacional centrado en el patriotismo y el espíritu del tiempo centrado en la reforma y la innovación, con vistas a elevar el espíritu, el ánimo y el dinamismo de toda la nación.

“La materialización del sueño chino exige la aglutinación de la fuerza china. La palabrería vacía lleva el país a la deriva, mientras que el empeño arduo conduce la nación a la prosperidad. Tenemos que aglutinar la sabiduría y la fuerza de los mil trescientos millones de chinos, valernos de los arduos esfuerzos de los chinos de generación en generación en fomento de la construcción exitosa del país y el desarrollo feliz de la nación.

“La materialización del sueño chino requiere persistir en el desarrollo pacífico. Seguiremos invariablemente el camino de la paz y el desarrollo, aplicando con firmeza la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y la ganancia compartida, no sólo en contribución al propio desarrollo de China, sino también enfatizando nuestro compromiso y contribución al mundo; no sólo en beneficio de los chinos, sino también del mundo. La realización del sueño chino aportará al mundo la paz, no la turbulencia; representa una oportunidad, no una amenaza.

“Pese a la larga distancia que media entre China y América Latina, nuestros corazones laten al unísono. Nuestra conexión no sólo se debe a la profunda amistad tradicional y los estrechos lazos de intereses comunes, sino también a nuestras aspiraciones compartidas a los sueños bellos.

“En los últimos años, los países latinoamericanos y caribeños han avanzado sin cesar en su unidad y autofortalecimiento. La constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es una clara muestra de que la región está impulsando activamente el sueño ideado por los precursores de los movimientos independentistas latinoamericanos en pos de la unidad, la cooperación y el desarrollo conjunto.

“China se encuentra en la disposición de estrechar los lazos con los países latinoamericanos y caribeños, brindarse apoyo mutuo y realizar cooperaciones sinceras, con miras a avanzar conjuntamente en el camino hacia el bello sueño del desarrollo y la prosperidad.”

 

Su objetivo, estrechar la cooperación económica

Xi Jinping inicia hoy su segundo viaje al extranjero desde que fue nombrado, en marzo, presidente de China. Se trata de una gira en la que busca impulsar la cooperación con Latinoamérica y el Caribe, además de reunirse por primera vez con su homólogo estadunidense, Barack Obama.

Su primer destino será Trinidad y Tobago, donde permanecerá hasta el 2 de junio y donde se reunirá con el mandatario de ese país, Anthony Carmona; con el presidente del Senado, Timothy Hamel-Smith, y el portavoz del Congreso, Wade Mark.

Además, está previsto que durante su estancia en Trinidad y Tobago, Xi mantenga encuentros con líderes de Antigua y Barbuda, Barbados, Bahamas, Dominica, Granada, Guayana, Surinam y Jamaica, todos ellos países que mantienen relaciones diplomáticas con China.

Xi, que viajará acompañado de su esposa, la soprano Peng Liyuan, se desplazará después a Costa Rica, el único país centroamericano con el que China mantiene relaciones diplomáticas (desde 2007).

Entre los días 2 y 4 de junio será recibido por la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, y por el presidente de la Asamblea, Luis Fernando Mendoza.

México será, entre el 4 y el 6 de junio, la tercera parada del viaje de Xi y la única en la que, por el momento, se ha anunciado un “importante discurso” del presidente chino, según Zhang Kunsheng, responsable de Latinoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

“México es uno de los socios latinoamericanos más importantes de China”, dijo el alto funcionario, quien agregó que se firmarán documentos de cooperación en los sectores económico, comercial y académico.

El interés de China en la región se refleja en el volumen comercial bilateral, lo que lleva a expertos a pronosticar que se convierta en el principal socio comercial de la zona en 2015.

El último destino de Xi, de menor rango protocolario —viaje oficial y no de Estado, como los tres anteriores— pero no menos importante en lo que a las expectativas mundiales se refiere, es California, donde estará entre el 7 y 8 de junio, cuando se prevé su cita con Obama.

El rancho Mirage de Sunnylands será el enclave en el que ambos mantendrán su primer encuentro como presidentes. Se espera que aborden temas de fricción como el ciberespionaje, los planes nucleares de Corea del Norte o la crisis en Siria.

En paralelo, se especula con un posible acto común de sus esposas, Michelle Obama y Peng Liyuan, lo que daría una pincelada de color a la visita.